Predicaciones

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
En los últimos mensajes podemos decir que hemos explorado el centro del corazón de Dios.
Y vino a mi mente esa novela de Julio Verne “Viaje al centro de la tierra”, donde un grupo de personas encontraron una entrada en una montaña que los llevó al centro de la tierra y ahí descubrieron cosas maravillosas, plantas exóticas, animales de la prehistoria, un océano entero, etc.

Así me siento ahora, viajando al centro del corazón de Dios, a diferencia que lo de ellos es una novela de ficción, lo nuestro es una verdad revelada en su palabra.
En nuestro viaje hemos descubierto que en el centro del corazón de Dios está su amor por los que aún se pierden sin Cristo, está el llamado a que alguien vaya y les predique de ese Cristo, está ese fuego de su Espíritu que se hace indispensable para poder ir a predicarles la salvación, está la oración de intimidad cerrada la puerta y el poder del ayuno.

En este viaje al centro de su corazón hemos encontrado las huellas de las pisadas de Jesús y hemos decidido seguir a Cristo con un corazón quebrantado y dispuestos a luchar fuego contra fuego.
¡Oh, que maravilloso viaje, ¿No cree? Cuando te internas en el centro del corazón de Dios, tu viaje por la vida se vuelve un viaje maravilloso, un viaje lleno de milagros, lleno de los ¡Wow Dios gracias!, Impactados de mirar la mano de Dios en todo, de ver su rostro de continuo, de oír la voz del Espíritu Santo más claramente, de muchos frutos, de muchos nuevos nacimientos a nuestro alrededor, en otras palabras, encontrar el centro del corazón de Dios lo hace un viaje inolvidable por la vida y para la vida de nuestras muchas generaciones.
 
 
II       INTRODUCCIÓN

Hoy quiero que sigamos viajando en el centro del corazón de Dios y conozcamos otra de sus maravillas. Acompáñeme a la Biblia:
Las últimas palabras que se dicen suelen ser las más importantes, y Dios despide su palabra para nosotros inspirando al apóstol Juan a decir en el último versículo de la Biblia:
Apocalipsis 22:2121La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.”
Entonces, conocer y entender la gracia de nuestro Señor Jesús se vuelve muy importante para todos nosotros y eso hace que la gracia sea otra estación maravillosa de ese viaje al centro del corazón de Dios, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Viaje al centro de la gracia.

 
III      ENTENDIENDO LA GRACIA

Primero tenemos que entender bien que es la gracia para valorarla.     
Gracia significa: Regalo inmerecido. La gracia es un regalo, no hiciste nada para ganártela, es un regalo, y además es inmerecido, no nos la merecemos, pero el gran amor de Dios nos la dio en la vida de nuestro Señor Jesús.
Romanos 3:23-2423por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, 24siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,”
Tu pecado te había apartado de la gloria de Dios, pero de repente, por el sacrificio de Jesús en la cruz y su resurrección, se derrama una gracia sobre ti, gratuita, no tuviste que hacer nada, no te costó nada, y fuiste liberado del pecado y comprado para Dios en Cristo Jesús, quien pagó todo el precio. La gracia es Jesús sobre nosotros.

Salmo 103:44 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias;”
Dice la palabra que estamos coronados de favores, entendamos favor como bendiciones, estamos bendecidos por Jesús. Todo lo que para ti sea una bendición o un favor proviene de Dios. Y favor y gracia son lo mismo, son un sinónimo, solo que cuando hablas de gracia te refieres al emisor: Cristo y cuando hablas de favor estás hablando del receptor.
 

IV      HAY QUE DAR DE GRACIA

En el mensaje de Fuego vs Fuego aprendimos que Cristo no vino a morir para que nuestro estándar de vida fuese mejor, sino para subir nuestro estándar de generosidad, para que cada día demos más y con más facilidad.
Generosidad significa dar. Tu eres generoso cuando das en medio de la tentación de mejor quedarte con eso para ti, sea dinero, tiempo, esfuerzo, etc.
Jesús le dijo a sus discípulos:
 
Mateo 10:7-87Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. 8Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
 
La Biblia enseña que demos de gracia, lo que de gracia hemos recibido, está diciendo que demos, aunque no se le merezca la gente a la que se lo damos, porque nosotros hemos recibido eso que tenemos, también sin haberlo merecido.
 
Este versículo nos ayuda a entender la gracia:
 
Apocalipsis 3:1717Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.”
Tuyo no es nada, no tienes nada por ti, todo te ha sido dado, somos una podrida llaga de los pies a la cabeza, desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.       
 
Puede pensar que te enriqueces con el fruto de esfuerzo, por tu trabajo, y Dios te aclara:
 
Deuteronomio 8:18 (a)18Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas,”
Dios es el que te da las habilidades y la oportunidad de trabajar y hacer dinero. Y no solo dinero:
 
Santiago 1:17(a)17Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto,”
Todo lo que puedes hacer, tus habilidades, tus capacidades son un don dado por Dios y te han sido dados desde el cielo. Y no solo lo que haces, sino aun lo que planeas hacer te es dado por Dios:
 
Santiago 4:13-1613¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; 14cuando no sabéis lo que será mañana.  Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. 15En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. 16Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala;
La gracia te permite no jactarte de nada, sino darle todo su lugar a Dios y reconocer que de Él te viene todo.
 
 
V     ¿LA GRACIA IMPLICA QUE DIOS LO HAGA POR MI?
 
Una pregunta que podría surgir es si la gracia implica entonces que Dios lo haga por mí, y la respuesta es no. La Biblia dice:
 
2ª Timoteo 2:11Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.”
 
La gracia sobre ti no debe ser un pretexto para dejar de hacer, sino todo lo contrario, si tú entiendes que por gracia sabes lo que sabes y tienes las habilidades que tienes, eso te debe impulsar a trabajar con mayor esfuerzo, como lo decía el apóstol Pablo:
 
1ª Corintios 15:9-109Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. 10Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.
 
Dice Pablo, por la gracia soy lo soy, y eso que soy no es en vano, porque he trabajado usando esos dones más que todos, pero no yo, sino la gracia que hay en mí.
 
 
 
VI    PON TUS DONES A TRABAJAR
 
Si valoramos y entendemos lo que significa su gracia sobre nosotros, tenemos que poner a trabajar nuestros talentos y habilidades.
 
Romanos 12:4-84Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. 6De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.”
 
Dice la Escritura que hemos recibido dones, talentos, habilidades y capacidades, para formar parte del cuerpo de Cristo, que es la iglesia, porque Él es la cabeza y la iglesia es su cuerpo, y entonces cada uno de nosotros tiene una función en ese cuerpo.
 
Y por esto Jesús enseñó la parábola de los talentos:
 
Mateo 25:14-1814Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. 15A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. 16Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos. 17Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos. 18Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.”
 
Usted sabe, el que recibió 5 talentos los puso a trabajar para cuando regresara su Señor y al regresar le entrego otros cinco, el que recibió dos, hizo lo mismo, los puso a trabajar para su Señor y le entregó otros dos, pero el que recibió uno, no lo puso a trabajar, le devolvió el talento intacto, sin haberlo usado, a este el Señor le dijo:
 
Mateo 25:26-2926Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.”
 
Este es un principio para el uso de los talentos que Dios te ha dado, no importa si te dio 5, 2 o 1, lo importante es que descubras tu talento y lo pongas a trabajar, no para una sociedad que enseña a valer en base a lo que tienes o haces, sino para Dios, con la intención de que cuando el venga por segunda vez o te toque entregar cuentas puedas mostrarle que te esforzaste en dar de gracia lo que de gracia recibiste y Él dirá: Buen siervo fiel, entra en el gozo de tu Señor.
 
Encuentra tu pasión.
      
Por eso les insto a los jóvenes y en especial, a los no tan jóvenes, a que escudriñen su corazón para descubrir que es lo que les apasiona hacer, a descubrir  dónde están sus sueños, porque detrás de sus sueños, están los dones que Dios te dio para realizar esos sueños para Él, no para ti y esos dones debe ponerlos a trabajar para su cuerpo.
 
Que inicie una nueva etapa en tu vida donde des de gracia lo que de gracia has recibido.
 

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved