Predicaciones

I MENSAJE CENTRAL

La semana pasada aprendimos que podemos vivir en la presencia de Jesús todos los minutos de nuestro día a día y que sin lugar a duda, su presencia permanente es el favor inmerecido más valioso para nuestras vidas después de la salvación.

Hoy Dios nos quiere hablar, a través de su palabra, de uno de los beneficios más importantes de vivir en la presencia de Jesús.

 

II          INTRODUCCIÓN

Acompáñeme a la Biblia:

(NVI) Proverbios 4:5-9 “Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no olvides mis palabras ni te apartes de ellas. No abandones nunca a la sabiduría, y ella te protegerá; ámala, y ella te cuidará. La sabiduría es lo primero. ¡Adquiere sabiduría! Por sobre todas las cosas, adquiere discernimiento. Estima a la sabiduría, y ella te exaltará; abrázala, y ella te honrará; te pondrá en la cabeza una hermosa diadema; te obsequiará una bella corona.”

¡Que importante es adquirir sabiduría! Dice la Escritura!

Dios nos aconseja que adquiramos sabiduría para poder vivir con éxitos en todas las áreas de nuestra vida conforme a su corazón.

Ojo a esto: Es una sabiduría que no se logra con mucho estudio ni la puedes lograr por tu propio esfuerzo. Esa sabiduría nos es dada también por el inmerecido favor de Dios.

Es algo que el mundo no tiene y no puede tener.

Esto no significa que no haya un tipo de sabiduría en el mundo, sólo basta entrar a alguna librería físicamente o por internet para darnos cuenta la cantidad de libros llenos de teorías y métodos de expertos en diversos temas.

Pero la gran mayoría de ellos surge de la sabiduría humana que fortalece y edifica solo la carne.

También están llenos los estantes de libros de “autoayuda” pero no necesitamos de nuestra propia ayuda sino de la ayuda del Señor, hoy vamos a aprender cómo tener la sabiduría del Señor, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Sabiduría Divina. 

 

III         LA SABIDURÍA DEL MUNDO VS LA SABIDURÍA DE CRISTO

(NVI) Salmos 1:1 “Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos,”

Esta parte del Salmo 1 nos hace saber que en la sabiduría humana hay consejo, pero cuando el hombre no sigue la sabiduría del mundo es dichoso. ¿Amén?

(NVI) Salmos 1:2-3 “sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!”

Esta otra parte nos confirma que, si el hombre sigue los consejos de la sabiduría de Dios tiene el éxito asegurado en su vida personal, familiar, profesional, de negocios y también en la ministerial, pues al seguir los consejos de Dios todo lo que haga será prosperado.

La sabiduría viene de vivir en la presencia de Cristo.      

(NVI) Colosenses 2:2-3 “Quiero que lo sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.”

La Biblia dice que los verdaderos tesoros de la sabiduría y el conocimiento están escondidos en Cristo, por eso el mundo no los tiene ni los puede tener.

Es cuando tenemos una relación real e íntima con Cristo, como enseñamos la semana pasada, que podremos “descubrir” esos tesoros de sabiduría que nos harán tomar siempre las mejores decisiones.

Dios está levantando hombres y mujeres, que bajo el nuevo pacto de la gracia, te pueden enseñar a mantener, realmente, tu mirada fija en Jesús. 

 

IV         JESÚS ES NUESTRA SABIDURÍA

(NVI) 1ª Corintios 1:30 “ 30 Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría, es decir, nuestra justificación, santificación y redención.”

Mire que maravilloso dice aquí: Cuando estamos unidos a Cristo Jesús y podemos creer y entender todo lo que eso significa bajo su gracia, podemos magnificar lo que dice aquí: Que Dios ha hecho a Cristo nuestra sabiduría. Amén.

También lo hizo nuestra justificación, que significa que por él somos justos, nuestra santificación, que por él somos santos (no por nuestras buenas obras), lo hizo nuestra redención, que por él somos redimidos, que significa que por él fuimos rescatados del pecado y de la muerte, fuimos comprados por precio de sangre.

Entonces si él es nuestra sabiduría, es que es por él nosotros somos sabios, no por lo que estudiemos o conozcamos, sino por él y entonces sabremos tomar las mejores decisiones.

Esto no significa que no estudies o no leas, todo lo contrario, pero puedes ser una persona que lea mucho y tenga mucho conocimiento y no tenga la sabiduría de Dios, porque no cree o no sabe que es Cristo quien le da la sabiduría. ¿Me sigue?

(NVI) 1ª Corintios 1(b)“…El conocimiento envanece, mientras que el amor edifica.”

El conocimiento nos hace orgullosos, por eso necesitamos la sabiduría, que es Cristo, para poder sacarle provecho a nuestro conocimiento.

Mire como lo dice la NTV:

(NTV) 1ª Corintios 1:30 “30 Dios los ha unido a ustedes con Cristo Jesús. Dios hizo que él fuera la sabiduría misma para nuestro beneficio. Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado.”

Dios hizo que Él fuera nuestra sabiduría para nuestro beneficio: Ser sabios a la hora de tomar decisiones.

Un beneficio más de su inmerecido favor y su gracia sobre nosotros.

 

V          PRIMERO LA SABIDURÍA

Jesús es nuestra Justificación, Santificación y Redención, pero primero es nuestra sabiduría, por eso el proverbio dice que la sabiduría es lo primero. Pero ¿Por qué la sabiduría es lo primero?

Mira lo que dice la Escritura:

(NVI) Efesios 1:15-17 “15Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, 16no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, 17para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,

Mire como oraba el apóstol Pablo por los efesios, le pedía a Dios que les diera espíritu de sabiduría y revelación en el CO-NO-CI-MIEN-TO de Jesús.

Ojo a esto: Los efesios ya habían sido llenos del Espíritu Santo, como lo dice el verso 13:

(NVI) Efesios 1:13 “13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

Ya habían sido llenos del Espíritu santo pero aún así el apóstol Pablo oraba para que Dios les diera espíritu de sabiduría y revelación para que conocieran mejor a nuestro Señor Jesucristo.

Una cosa es que el Espíritu Santo esté en ti y otra muy diferente es permitir que el que está en ti fluya como espíritu de sabiduría y revelación.

Por eso entre más interesado estés en conocer a fondo a Jesús más la sabiduría divina operará en ti, haciendo que ninguna situación sea imposible para ti.

La sabiduría de Cristo te ayudará a navegar a salvo en todas las pruebas que vengan y hará que prevalezcas por encima de todos tus problemas.

Jesús siempre tuvo las correctas decisiones, como cuando le trajeron a la mujer sorprendida en adulterio o cuando le preguntaron si era lícito a los judíos dar tributo al emperador César.

 

VI         EFECTOS DE LA SABIDURÍA: RIQUEZAS, FAMA Y LARGA VIDA

Vamos a conocer un ejemplo de los efectos de la sabiduría divina que nos va a edificar:

Dios se le aparece en un sueño a Salomón, hijo de David y le dice: Pídeme lo que quieras que yo te lo daré y Salmón pide sabiduría para gobernar a su pueblo:

(NTV) 1 Reyes 3:10-14 “10 Al Señor le agradó que Salomón pidiera sabiduría. 11 Así que le respondió: —Como pediste sabiduría para gobernar a mi pueblo con justicia y no has pedido una larga vida, ni riqueza, ni la muerte de tus enemigos, 12 ¡te concederé lo que me has pedido! Te daré un corazón sabio y comprensivo, como nadie nunca ha tenido ni jamás tendrá. 13 Además, te daré lo que no me pediste: riquezas y fama. Ningún otro rey del mundo se comparará a ti por el resto de tu vida. 14 Y si tú me sigues y obedeces mis decretos y mis mandatos como lo hizo tu padre David, también te daré una larga vida.”

Salomón pidió sabiduría y Dios le dio riquezas y fama, porque eso dice su palabra, Dios honró su palabra:

(NVI) Proverbios 3:13-16 “13 Dichoso el que haya sabiduría, el que adquiere inteligencia. 14 Porque ella es de más provecho que la plata y rinde más ganancias que el oro. 15 Es más valiosa que las piedras preciosas: ¡ni lo más deseable se le puede comparar! 16 Con la mano derecha ofrece larga vida; con la izquierda, honor y riquezas.”

La sabiduría tiene en su mano derecha larga vida y riquezas y honra en la izquierda.

¿Qué fue lo primero que hizo Salomón cuando Dios le dio la sabiduría divina?

(NVI) 1 Reyes 3:15 “15 Cuando Salomón despertó y se dio cuenta del sueño que había tenido, regresó a Jerusalén. Se presentó ante el arca del pacto del Señor y ofreció holocaustos y sacrificios de comunión. Luego ofreció un banquete para toda su corte.”

El tabernáculo estaba en el monte Gabón y ahí acababa de ir Salomón a ofrecer holocaustos, el arca no estaba ahí, David, su padre, la había llevado a Jerusalén, entonces, el tabernáculo estaba levantando pero sin la esencia de la presencia de Dios, entonces, cuando Dios le dio sabiduría divina a Salomón, lo primero que hizo fue ir a Jerusalén a ofrecer sacrificios delante de la presencia de Dios, porque ahí estaba que el Arca del Pacto.

Este pasaje nos enseña lo siguiente:

¿Cómo saber que alguien ha recibido la sabiduría del Señor, la sabiduría divina? Lo primero que hará esa persona será valorar en extremo la presencia de Jesús.      

Ya le he enseñado que si desdoblamos el Arca del Pacto nos queda la cruz de Jesús. ¡Aleluya!

Busca a Jesús como te enseñé la semana pasada y tendrás sabiduría para todos los aspectos de tu vida.

Recuerda esto o ten en cuenta esto: Esa sabiduría no puedes tratar de ganarla, ni merecerla, ni conseguirla por mucho que estudies, solo la puedes recibir como parte del inmerecido favor de Dios sobre tu vida por que tú en verdad valoras y crees en la presencia de Jesús y su obra consumada en la cruz y vives cada minuto de tu vida en la presencia de Cristo.

Esa sabiduría divina te hará vencer como estudiante, como padre, como madre, como esposo, esposa, como trabajador o como empresario, en todas las áreas en que te desenvuelvas.

 

VII        LA SABIDURÍA DIVINA TE DARÁ AVANCE EN TU VIDA CRISTIANA

Uno de los beneficios que te dará tener la sabiduría divina es que verás un avance espiritual en tu vida cristiana como lo has estado anhelando por tanto tiempo.

Faraón tuvo dos sueños y le pidió a José que se los interpretara:

(NVI) Génesis 41:15-16 “15 quien le dijo: —Tuve un sueño que nadie ha podido interpretar. Pero me he enterado de que, cuando tú oyes un sueño, eres capaz de interpretarlo. 16 —No soy yo quien puede hacerlo —respondió José—, sino que es Dios quien le dará al faraón una respuesta favorable.”

Faraón creía conforme a la sabiduría del mundo que era José el que podría interpretar su sueños, pero José le contestó con sabiduría divina: No soy yo, será Dios quien le dará una respuesta favorable.

Es claro que José entendía la gracia y no se apropiaba mérito personal alguno, por eso Dios pudo confiarle poder, fama y riquezas.

El consejo que José le dio a Faraón de como manejar los siente años de vacas gordas para enfrentar los siete años de vacas flacas lo catapultó a una posición de influencia, porque la Biblia dice:

Proverbios 18:16 “16 La dádiva del hombre le ensancha el camino Y le lleva delante de los grandes.”

Cuando tú sirves con sabiduría al hombre, Dios no tiene problemas con promoverte a lugares de influencia.

Pide sabiduría a Dios.

Si estás en una situación y no sabes que decidir, humíllate pídele al Señor sabiduría, porque la Biblia dice:

(NVI) Santiago 1:5 “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.”

 Pida a Dios la sabiduría que viene de su favor inmerecido, de su Gracia consumada en la cruz, esa sabiduría es la sabiduría divina.

 

VIII       MINISTRACIÓN

Solo haciendo a Cristo tu sabiduría es que podrás tener la sabiduría divina y no conformarte con la sabiduría del mundo.

Suscríbete al boletín

* indicates required

Recursos

Devocional de la Predica Semanal

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2020 All rights reserved