Predicaciones

I           MENSAJE CENTRAL

 

Dice un dicho que en la forma de pedir está el dar y eso también aplica para nosotros los cristianos cuando le pedimos a Dios.

 

1ª Juan 5:14-15 “14Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. 15Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.”

Aquí nos está enseñando la Escritura que una de las maneras en que nuestra confianza en Dios se demuestra es cuando le pedimos, y si tenemos esa confianza para pedirle es porque creemos que, si eso que pedimos está en su voluntad, él nos la dará ¿Cierto? 

Hoy Dios nos quiere enseñar a pedirle conforme al poder de su gracia que está sobre nosotros.

 

II          INTRODUCCIÓN

(NVI) Mateo 7:7-11 “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!”

Jesús nos está diciendo qué hay que pedir para recibir, y nos enseña que si  nosotros sabemos darles cosas buenas a nuestros hijos, nuestro Padre celestial sabe dar mejores cosas a los que se lo pidan.

A Dios le encanta que le pidas cosas grandes. ¿Qué tan grandes Pastor? Podría ser tu pregunta. Ahora te doy un parámetro:

Romanos 8:32 “32El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?”

Todas las cosas que le pidas por debajo de Cristo, el Padre te lo dará.

Si crees que hay algo más grande que Cristo y tu salvación, bueno, eso que para ti sea más grande que Cristo y tu salvación puede ser que Dios no te lo dé o puede ser que si, pero si tu crees que lo más grande que tienes es a Cristo y tu salvación, entonces tú entras en el parámetro de Romanos 8:32 y todo lo que le pidas estará por debajo de Cristo y Dios te promete que te lo dará, pues si ya te dio a Cristo, ¿cómo no te dará también con él todas las cosas?

Así que te animo a que en esta nueva temporada le pidas cosas grandes a Dios, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Pida a lo grande.

 

III         PIDA COSAS GRANDE

Juan 10:10 “10El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Jesús vino para darle vida eterna y una vida de abundancia en la tierra, y el diablo vino para robarle esa abundancia. No se deje, comience esta nueva temporada creyendo que Dios le dará cosas grandes, así que pídale cosas grandes, por ejemplo:

  • No solo le pida que restaure su salud, pida que le dé un cuerpo fuerte y larga vida, como a Moisés.

(NTV) Deuteronomio 34:7 “Moisés tenía ciento veinte años cuando murió, pero hasta entonces conservó una buena vista y mantuvo todo su vigor.”

  • No solo pida que restaure su matrimonio, pídale que usted y su cónyuge vivan la felicidad que siempre soñaron al casarse y que puedan ser un gran ejemplo y testimonio para sus hijos y todas sus generaciones.
  • No solo le pida que le vaya bien en la escuela o en la universidad, pídale que le dé las mejores calificaciones y becas y pida ser un estudiante de influencia.
  • No solo le pida un empleo, pídale una posición de influencia, donde usted pueda bendecir a mucha gente.
  • No solo pida que restaure su economía o lo libere de las deudas, pídale que le dé abundancia de ingresos para tener una libertad financiera y ayudar a otros a tenerla.
  • No solo pida que le vaya bien en su negocio, pídale que le dé abundancia de negocios para que sea ensanchado su territorio.
  • En general, no solo pida una bendición, pídale que le dé grandes bendiciones.

La historia de Jabes.

Hay un hombre en la Biblia que se llamó Jabes, que  no era hebreo y cuyo nombre significa dolor o tristeza, pero de él lo único que refiere la Biblia es lo siguiente:

1 Crónica 4:9-10 “9Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor.  10E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió. ”

No se habla más de este personaje, entonces, ¿por qué está en la Biblia? Yo creo que por su manera de pedir y como Dios se lo concedió.

Ni siquiera era judío, no peleó por la bendición, no tuvo que hacer algo para recibirla, no lloró, no clamó, no gritó, no pidió veinte veces, no hizo vigilias, no ofreció nada a cambio, solo pidió creyendo en el Dios de Israel.

Ahora usted y yo tenemos más que esto, sabemos que el Dios de Israel es nuestro Dios y nuestro Padre y sabemos que Él quiere darnos cosas grandes, así que pidamos cosas grandes porque tenemos un Dios grande.

Salmo 126:1-3 “ 1 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan. 2 Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.3 Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.”

Así que sueñe cosas grandes y pida cosas grandes.

 

IV         DIOS HONRA NUESTRA FE

No solo pida cosas grandes, también le animó a hacer peticiones audaces y atrevidas, como Josué. Cinco reyes vinieron a hacerle la guerra a Israel y miren lo que pidió Josué en medio de la batalla:

Josué 10:12-16 “ 12Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: Sol, detente en Gabaón; Y tú, luna, en el valle de Ajalón. 13 Y el sol se detuvo y la luna se paró, Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. 14Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel. 15Y Josué, y todo Israel con él, volvió al campamento en Gilgal. 16Y los cinco reyes huyeron, y se escondieron en una cueva en Maceda. ”

Josué estaba peleando contra los ejércitos de cinco reyes al mismo tiempo y Dios le había dicho que le daría la victoria, como te lo ha dicho a ti y a mí, pero estaba anocheciendo y no quería que por la oscuridad de la noche algún enemigo se le escapara, y por eso le pidió al sol que se detuviera y a la luna también.

Esto que pasó aquí es alentador, aunque su petición estaba mal formulada porque astronómicamente hablando el sol no se mueve como para que se detenga, sino es la tierra la que gira alrededor del sol, por lo que debió haber pedido era que la tierra se detuviera, no el sol, pero Dios honró su fe, aunque la petición fue que se detuviera el sol, Dios detuvo la tierra pero la luz del día se mantuvo hasta que Josué venció totalmente a los cinco reyes.

Es alentador saber que aunque algunas veces nuestras peticiones estén mal formuladas, Dios que conoce nuestro corazón va a honrar nuestra fe y esperanza en Él y Él las va a corregir pero va a darnos eso que le pidamos.

                        

V          SE TRATA DEL AMOR DEL PADRE NO DE NOSOTROS

¿Por qué debe usted creer que Dios le dará lo que pida? ¿Porque usted ha hecho las cosas bien? ¿Porque se ha esforzado? ¿Porque ha orado lo suficiente? No. Bajo la ley esas eran las premisas, pero bajo la gracia solo necesita creer que es porque Dios le ama, así de sencillo.

Que Dios te dé lo que le pidas tiene que ver con el amor del Padre más que con tu amor al Padre.

Parábola del hijo pródigo.

En la parábola del hijo pródigo, el hijo menor desperdicia la herencia con rameras y tiene tal hambre que quería comer las algarrobas que les daban a los cerdos, pero ni eso le daban. Él vuelve en sí y regresa a casa de su padre, que es figura de nuestro Padre Celestial, y le dice:

Lucas 15:20-23 “ 20Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 22Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 23Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;

¿Cuáles fueron las motivaciones del hijo pródigo para volver a su padre? ¿Qué amaba al padre? No, ni siquiera se lo dijo, su motivación fue el hambre, tener que comer, bendiciones, traducido de otra manera.

¿Por qué el padre le puso anillo, túnica y sandalias nuevas restaurándolo, restituyéndolo y haciéndole una gran fiesta, por el amor que su hijo le tenía? No, por el amor que él le tenía a su hijo.

Como te dije se trata de su amor a nosotros antes que de nuestro amor a Él.

Veamos al hijo mayor, al que se quedó en casa:

Lucas 15:29-31 “  29Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. 30Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. 31Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

¿Cuáles fueron las motivaciones del hijo mayor para pedirle que lo bendijera a Él también, el amor que le tenía a su padre? No, la motivación fue que el creía que ya se la había ganado con su servicio.

Pero el padre no le dijo, cierto es te lo has ganado, no, solo le dijo: tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo.

Otra vez, no se trató de lo que el hijo mayor hacía bien, sino del amor del padre. No se trató de lo que el hijo menor dejó de hacer o lo que cambió, sino del amor del padre.

Así que le animo a que descanse sus peticiones en el amor del Padre hacia usted, sólo en eso.

Crea que tiene un Dios bueno que lo quiere bendecir y que le encanta bendecirlo con cosas grandes y también pequeñas, con detalles pequeños y con bendiciones sobreabundantes.

Crea que es el amor del Padre que perdura para siempre lo que hace que usted sea bendecido. Crea que él ya le ha hecho justicia de Dios en Cristo Jesús, y que si ya le dio a su unigénito Hijo también le dará todas las cosas que le pida.

Muchos no creen en el amor del Padre hacia ellos.

1ª Juan 2:15 “15No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.”

El apóstol Juan nos dice que la gente que ama al mundo es porque el amor del Padre no está él, no dice que el amor por el Padre no está en él. Esto significa que la gente que por alguna razón está atrapada en los caminos mundanos es porque no conocen o no creen en sus corazones el amor del Padre por ellos.

Cuando la gente no cree en el amor del Padre por ellos, entonces tiende a confiar en los valores y referencias del mundo, confía en su esfuerzo, en sus talentos, en su dinero, en sus títulos universitarios o en su trabajo, confía en sus negocios o en sus relaciones personales, hasta confían más en su oración que en el Padre que oye su oración, no creen en los regalos de su Gracia, en esos regalos inmerecidos que su amor y gracia lo hacen para y por nosotros.

 

VI         REVALORÍCESE EN SU AMOR Y SU GRACIA.

Para recibir cosas grandes es necesario pedir cosas grandes, pero también saber quién es usted para el Padre.

No se trata de lo que usted hace sino de lo que Él lo ama y en lo que lo ha convertido a usted.

Jesús nos enseña esto así:

Mateo 6:26 y 30-33 “26Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? 30Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? 31No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”

Busca primeramente el reino de Dios es saber que vives bajo su amor y su gracia, como la base de tu relación con Él, buscar su justicia es que sepas en tu corazón esto que te voy a leer:

(NTV) Romanos 4:1-8 “1Humanamente hablando, Abraham fue el fundador de nuestra nación judía. ¿Qué descubrió él acerca de llegar a ser justo ante Dios? 2 Que si sus buenas acciones le hubieran servido para que Dios lo aceptara, habría tenido de qué jactarse; pero esa no era la forma de actuar de Dios. 3 Pues las Escrituras nos dicen: «Abraham le creyó a Dios, y Dios lo consideró justo debido a su fe. 4 Cuando la gente trabaja, el salario que recibe no es un regalo sino algo que se ha ganado; 5 pero la gente no es considerada justa por sus acciones sino por su fe en Dios, quien perdona a los pecadores. 6 David también habló de lo mismo cuando describió la felicidad de los que son declarados justos sin hacer esfuerzos para lograrlo:7 Oh, qué alegría para aquellos a quienes se les perdona la desobediencia, a quienes se les cubren los pecados. 8 Sí, qué alegría para aquellos a quienes el Señor les borró el pecado de su cuenta.”

Tú eres justo porque Dios te hizo justo por tu fe en Cristo, eso es buscar su justicia.

Y ¿ser justo será importante a la hora de pedir? Mira lo que dice el Apóstol Santiago:

Santiago 5:16(b) “La oración eficaz del justo puede mucho. ”

La oración eficaz del justo es la que puede mucho.

Es eficaz por cuanto esta sustentada en el amor del Padre y en la Gracia de Cristo y no en nuestras acciones. Y debe ser hecha por un justo, debes creer que tú eres ese justo, no por lo que haces o dejas de hacer, sino porque Dios te hizo justo por tu fe en Cristo Jesús.

 

VII        MINISTRACIÓN

Ora para pedirle al Padre cosas grandes sabiendo que eres un justo que pide cosas del tamaño de tu Padre confiando en que es su amor por ti lo que te lo dará y no tus motivaciones buenas, malas o imperfectas.

Así que en esta nueva temporada pida a lo grande.

Amén.

Suscríbete al boletín

* indicates required

Recursos

Devocional de la Predica Semanal

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2020 All rights reserved