Predicaciones

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

En los dos temas anteriores que me tocó compartir la palabra de Dios con ustedes, Dios nos habló de que debemos ser guiados por el Espíritu Santo si queremos tomar buenas decisiones y para eso aprendimos que debemos buscar ser llenos de su presencia todos los días, hasta que el Espíritu Santo se convierta en lo más importante de tu vida, al grado que, si alguien te dijera que el Espíritu Santo no existe, tú lo defendieras con tu ejemplo, con tu testimonio y con tu propia vida.

 

II       INTRODUCCIÓN

Vamos a introducirnos al mensaje de hoy.

Mateo 3:1111Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

El bautismo en agua está hecho para mostrar que estamos arrepentidos de nuestros pecados y de  una vida sin Dios, sin Cristo, tal vez una vida religiosa, pero sin tener una verdadera relación con Jesús. El bautismo del Espíritu Santo está diseñado para poder llevar a cabo tu propósito generacional en la tierra.

Si tú entiendes hoy que tus propósitos en la tierra se van a cumplir cuando lleno del Espíritu Santo seas un testigo de Jesús y le hables a la gente de él, desde la posición de “mira lo que Jesús ha hecho en mí y lo quiere hacer en ti”, estarás caminando en la tierra prometida, tus sueños generacionales se cumplirán y para eso Jesús te ha enviado al Espíritu Santo, para que puedas cumplir tu propósito como él pudo cumplir el suyo.

Dicho de otra manera, con el bautismo en aguainicia una nueva relación con Jesús y con el bautismo en el Espíritu Santo inicia una nueva relación con el Santo Espíritu de Dios, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Mi nueva relación con el Espíritu Santo

 

III      FORMAS DE RELACIONARSE CON EL ESPÍRITU SANTO

La Biblia nos narra que hay cuatro formas de relacionarse con el Espíritu Santo:

Hechos 2:1-131Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. 5Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? 13Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.”

En este pasaje encontramos cuatro maneras de relacionarse con el Espíritu Santo. En la primera están los que se burlan de Él, que son los que no creen en su amor y su poder. En la segunda están los confusos, los que no entienden nada de quien es el Espíritu Santo, que hace, porque lo hace, no saben nada, no les interesa, no entienden.

Pero quiero enfocarme en la tercera y la cuarta manera de relacionarse con el Espíritu Santo. En la tercera forma están los que se maravillan de lo que hace el Espíritu Santo y en la cuarta forma están los que son llenos del Espíritu Santo.       

 

IV      DE MARAVILLADOS A LLENOS DEL ESPÍRITU

Los maravillados son bendecidos por el hecho de estar cerca de la presencia  del Espíritu Santo, a los maravillados les va bien, pero a los llenos del Espíritu Santo les va mejor.

El desierto y la tierra prometida.

Los maravillados equivalen a los que caminan en el desierto, les cae la bendición del maná todos los días, no tienen que esforzarse tanto por conseguir la comida ni las cuestiones básicas, la ropa, el techo y el sustento, son protegidos del calor y del frío, sus ropas no se desgastan, los maravillados sin lugar a dudas son personas bendecidas.

Pero los llenos del Espíritu Santoequivalen a los que pasan a tomar la tierra prometida, porque la tierra prometida representa la tierra de tus propósitos, la tierra de tus sueños que son los sueños de Dios en ti y para ellos la bendición no tiene límites, ya la bendición no solo es comida, techo, ropas, protección, las bendiciones para los llenos del Espíritu Santo no tienen límites, su límite está en lo que pise la planta de su pie.

La Biblia dice:

Josué 1:2-32Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie.

Los maravillados del desierto dependían de que se movieran la nube y la columna de fuego, los Josués que están llenos de la presencia del Espíritu Santo dependen de lo que ellos tengan en el corazón y avancen por ello.

 

V       REGALOS O RECOMPENSAS

(NTV) Hebreos 11:66 De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.”

Buscar la presencia de Dios trae recompensas, no solo regalos.

El desierto representa la era de los regalos y la tierra prometida representa la era de las recompensas.

Los maravillados, por el solo hecho de caminar cerca de la presencia de Dios reciben regalos, pero los que se relacionan con el Espíritu Santo todos los días, los que lo buscan todos los días para ser llenos de su presencia, para ellos además de regalos habrá recompensas.

Tú a tus hijos les das regalos y ellos no tienen que hacer nada o casi nada para recibirlo, les das comida, un techo, les das ropa también, igual que lo hizo Dios con su pueblo, pero si ellos quieren algo mejor, entonces deben ganárselo, por ejemplo, aunque tienen un cuarto, que es un regalo ellos deben arreglarlo, mantenerlo limpio si ellos quieren salir a pasear o ir a un viaje, tú les pedirás que se lo ganen, que se los darás como recompensa.

La sanidad del cuerpo y del alma son un regalo de Dios, Dios hizo el milagro, pero ¿Por qué vemos gente sanada de cáncer un día, pero al final se murió de cirrosis, la única explicación es que la sanidad es un regalo de Dios, pero la salud es una recompensa.

Joven, Dios te dio el regalo de la inteligencia, pero ir a una buena universidad, ser un buen profesionista o tener tu propio negocio será una recompensa de tu esfuerzo y tu dedicación.

La prosperidad divina es un regalo, pero después del milagro de ese nuevo trabajo, una economía saludable es una recompensa de vivir bajo principios de Dios.

La salvación es un regalo, pero ser discípulo de Jesús y el servir a Dios es una recompensa del esfuerzo y la dedicación al Señor.

No se quede solo con los regalos, vaya por las recompensas de Dios, por eso Dios le dijo a Josué:

Josué 1:6-7 6Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.”

Dios le dijo: Esfuérzate y sé valiente, ten ánimo. Uno no se puede quedar solo con los regalos, debemos pasar a las recompensas. Israel se acostumbró a los regalos, cuarenta años recibiendo solo regalos, que cuando Dios los quiso llevar a recibir las recompensas no quisieron, diez espías dijeron no podremos, solo dos dijeron que si se podría.

Dale a tu hijo solo regalos durante cuarenta años y habrás criado un vago, y dile al año cuarenta y uno que tiene que esforzarse, y te dirá que no puede, que no quiere.

Muchos de los "no puedo o no quiero" de nuestros hijos son producto de demasiados regalos y pocas recompensas que les hemos dado.

Eso le pasó a Israel, por eso Jesús nos envió al Espíritu Santo para cumplir nuestros propósitos que están llenos de recompensas hasta por mil generaciones. ¡Aleluya!

Verdaderamente llenos.

Josué y Caleb representan esa generación llena del Espíritu Santo, que confía en él porque está llena de su presencia, no porque lo aprendió en un culto.  La historia de Josué revela como buscaba la presencia de Dios desde su juventud cuando subía al monte a esperar a que Moisés hablara con Dios.

Josué dijo: Dios está con nosotros, si Dios nos ha traído hasta aquí, Dios nos lo dará. Y Dios le contestó: Claro que yo te lo daré, pero ya no será un simple regalo, te voy a dar como recompensa todo lo que pisare la planta de tus pies.

 

VI      SEREMOS COMO LAS ÁGUILAS

Los llenos del Espíritu Santo viven una vida sobrenatural, los ¡Wow Dios, Gracias! Les suceden todo el tiempo, como lo anunció Isaías:

Isaías 40:3131pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

Dios nos muestra que con su presencia podemos hacer lo que no podemos por nosotros mismos: Correr si podemos, caminar si podemos por nosotros solos, pero volar no podemos, pero con Él, si podemos volar.

Primero Dios te quiere convencer de lo que naturalmente no puedes hacer para te animes a creerle por lo que sí puedes hacer. No puedes volar, pero si le crees que lleno de su presencia si puedes, entonces no te costará trabajo correr y caminar por tus propósitos.

Ejemplo de Abraham.

Dios le dio una visión a Abraham que sería Padre de muchos, de millones de hijos, a los cien años Dios lo hizo, Abraham le creyó, aunque Sara ya había pasado la menopausia, pero tuvo que esforzarse, hizo lo que tenía que hacer con Sara, Sara le preguntó ¿Cómo será esto?, porque ella era estéril y él de cien años, y él le contestó: No sé, pero venga para acá que Dios se encargará del resto, yo me esforzaré y todo lo que pise lo embarazaré, jaja.

Josué les dijo algo similar al pueblo, vamos a conquistar esta tierra, y no sé cómo será pero Dios me dijo que todo lo que pisara la planta de nuestros pies eso recibiríamos. Sólo llénate del Espíritu Santo, esfuérzate y ten ánimo.

 

VII     LA RECOMPENSA DE LOS QUE PASAN AL CUARTO NIVEL DE RELACIÓN

Dios le dijo a Saúl.

1ª Samuel 10:6-76Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre. 7Y cuando te hayan sucedido estas señales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo.

Cuando el Espíritu Santo te llene y seas transformado en un nuevo hombre y una nueva mujer, cuando te hayan sucedido estas señales y la gente a tu alrededor lo note, tu esposa, tus hijos, tu entorno, tú mismo, entonces lleno del Espíritu Santo haz todo lo que te venga a la mano por hacer que Dios estará contigo: Si te quieres casar, cásate, si quieres comprar, compra, si quereres vender, vende, háblale a esa persona, inscríbete a la mejor universidad que Dios la pagará, abre tu negocio, busca ese nuevo empleo, ese momento será tu momento porque Dios está contigo. ¡Aleluya!

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved