Predicaciones

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

Sabemos que Dios quiere que cumplamos nuestros propósitos generacionales y que nos vaya bien. Dijimos que Dios nos ha estado equipando para esta grande carrera que tenemos por delante, que incluye, cuando menos, dos generaciones más aparte de ti.

En este equipamiento que Dios ha estado haciendo este inicio de año, hemos aprendido de la palabra de Dios a darle los primero y lo mejor a Dios, a pensar, hablar y escuchar correctamente, y la semana pasada aprendimos a tomar buenas decisiones, a filtrar nuestras decisiones para ver si lo que vamos a decidir nos conviene, nos edifica, nos ayuda a avanzar y cuidar que nada ni nadie nos domine.

 

II       INTRODUCCIÓN

Hoy quiero agregar el quinto elemento y más importante para que nos vaya bien y podamos pensar, hablar, escuchar y decidir conforme a los propósitos de Dios:

Romanos 8:1414Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. ”

Para poder pensar correctamente y escuchar, hablar y decidir lo bueno debemos ser guiados por el Espíritu Santo. Es tan importante ser guiados cien por ciento por el Espíritu Santo, que eso es lo que nos hace reconocernos como hijos de Dios.

Los hijos de Dios no debemos hacer nada sin ser guiados por el Espíritu Santo, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Me dejaré guiar por el Espíritu Santo.

 

III      JESÚS NOS DEJÓ AL ESPÍRITU SANTO PARA ACOMPAÑARNOS

Jesús dijo:

Juan 16:77Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

Jesús subió a la cruz, murió por nuestros pecados y resucitó para darnos vida eterna. Esto lo es todo y con eso, dice la Escritura, debemos vivir llenos de gozo, llenos de esa felicidad interna que nada tiene que ver con lo que nos esté pasando.

Pero Jesús no se conformó con darnos la salvación, sino que, además, él nos envió al Espíritu Santo para que nos acompañe en toda nuestra vida, mientras llegamos a esa vida eterna en el cielo.

Lucas 14:2626Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”

Jesús nos envió al Espíritu Santo, al Consolador, para que nos enseñe todas las cosas y si se nos olvida lo que dice la palabra de Dios, Él es el encargado de hacernos recordarla.

        

IV      CUMPLIENDO EL PROPÓSITO DE DIOS

Miremos cual es la principal función del Espíritu Santo.

(NTV) Hechos 1:6-8Así que mientras los apóstoles estaban con Jesús, le preguntaron con insistencia: —Señor, ¿ha llegado ya el tiempo de que liberes a Israel y restaures nuestro reino? Él les contestó: —Solo el Padre tiene la autoridad para fijar esas fechas y tiempos, y a ustedes no les corresponde saberlo; pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.”

 

Los apóstoles estaban pensando en cómo se resolvería su circunstancia terrenal, ellos estaban viendo lo natural, pero Jesús les dio la solución celestial, la sobrenatural, les dijo: Los tiempos de Israel, Dios los sabe y solo a Él le corresponde. Lo que les corresponde a ustedes es recibir el poder del Espíritu Santo, para que puedan ser mis testigos y le hablen a la gente acerca de mí en todo el mundo.

 

Este no es el propósito de ciento veinte discípulos del siglo I, este es el propósito de todos los que quieran ser discípulos de Jesús.

 

Que implica ser testigo.

Ser testigo de algo implica haber tenido la experiencia de haber visto y haber oído. Hablarle a la gente de Jesús, es hablarle de lo que Jesús hizo en tu vida y está haciendo en tu vida.

 Usted NO califica como testigo si dice: He oído que Jesús cambia la vidas de las personas, el que era inseguro le da seguridad, el que era iracundo se ha vuelto dócil, el que era adúltero se arrepiente y le pide perdón a su esposa, el que era temeroso ahora es valiente. Hablar así no lo califica como testigo.

Hablar como testigo implica que tú eras inseguro y ahora tienes la seguridad de hablar y expresarte, que tú eras ese adúltero que te has arrepentido y has cambiado la vida de tu esposa y tu familia, que tú eras esa iracunda que ahora vive en paz y confiada, que tú eras muy afanado y ahora vives confiado, que eres capaz de acostarte en paz y dormir en paz, ¿me explico?

Ser testigo de Jesús NO significa saber quién es Jesús, que dijo, que hizo y que va a hacer, ser testigo de Jesús implica haber vivido y seguir viviendo la más bella y poderosa experiencia de la transformación interna para poder hablarle a la gente de Jesús, pero desde la posición de “Mira lo que Jesús hizo conmigo”.

 Esto de ser transformado y cambiado es muy difícil de hacer y de lograr, por eso Jesús les dijo: Para que puedan hacer esto, serán llenos del poder del Espíritu Santo, así que no se vayan de Jerusalén hasta que sean llenos del Espíritu Santo.

 

V       LUCHANDO PARA SER UN EJEMPLO

Miremos la importancia de ser lleno del Espíritu Santo.

Lucas 4:1-21Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto 2por cuarenta días, y era tentado por el diablo.”

Jesús tenía un propósito divino muy especial, igual que tú y yo tenemos uno muy particular. Pero satanás quería impedir que Jesús lograra su propósito y por eso fue a tentarlo al desierto.

Iba a ser tan fuerte la tentación que Jesús primero fue lleno del Espíritu Santo y además ayunó cuarenta días para someter a su carne.

 

La carne es el foco de satanás.

Es la carne la que siempre es tentada por el diablo, la carne son nuestras ganas, nuestros gustos, nuestras propias ideas, nuestras emociones, el diablo siempre va a atacar nuestra carne para que no podamos ser un ejemplo de restauración y, por ende, no podamos ser testigos de Jesús y no hablemos a la gente acerca de él.

 

Testigo es sinónimo de ejemplo.

1ª tesalonicenses 1:5-75pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros. 6Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, 7de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído.

Ser lleno del Espíritu Santo te hará poder ser un ejemplo a otros y entonces, poder testificar, con autoridad, de Jesús.

Espíritu vs carne

Romanos 8:99Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.”

Dice que nosotros no vivimos según la carne, o sea, que ya no vivimos según nuestras ganas, nuestros deseos, nuestras ideas personales o propias o nuestras emociones,  sino vivimos según lo que el Espíritu Santo quiere de nosotros.

Gálata 5:16-2116Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.”

Ser lleno del Espíritu Santo es lo único que te va a permitir dejar de andar en pleitos, haciendo enemistades, andar con celos, en contiendas, dejar toda clase de inmundicia sexual, salir de la lascivia, quitar toda envidia, dejar las borracheras, la fornicación y cualquier clase de pecado de la carne, de tu voluntad, de tus ganas o tus antecedentes. 

Jesús sabe lo difícil que es cumplir los propósitos del Padre y por eso nos dejó al mismo Santo Espíritu de Dios que lo ayudó a Él a cumplir el propósito de la cruz.       

 

VI      SER LLENOS DEL ESPÍRITU EN TODO TIEMPO

Ser llenos del Espíritu Santo lo es todo.

Mateo 3.1111 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”

Tenemos que anhelar vivir llenos del Espíritu Santo en todo tiempo.

2ª Corintios 13:1414La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.”

Comunión significa comunicación permanente con el Espíritu Santo.

Lucas 11:1313Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”

Sólo pídalo con fe y anhelo, que hoy se vuelva lo más deseado de su vida, que el Espíritu Santo lo llene por completo y usted pueda vencer toda obra de la carne y ser un testigo de Jesús, un ejemplo para su familia, para su iglesia, para su ciudad y para su nación

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved