Predicaciones

Luis David Meza
Visto por: 1592
Estas últimas semanas Dios nos ha estado hablando de temas que tienen que ver con la gente que nos rodea. La semana pasada nos hablo de lo que son las bendiciones generacionales y hoy nos va a hablar a través de Su Palabra de lo importantes que son las relaciones interpersonales para el hombre, de hecho las relaciones son lo más importante en nuestra vida: Empezando por nuestra relación con Dios, con nuestro cónyuge, con nuestros hijos, padres, familiares, amigos, colaboradores, vecinos, etc.
CONFLICTOS POR SER DIFERENTES
La verdad es que muchas veces no le damos el correcto valor que tienen nuestra relaciones inter personales.
Dios nos creó a cada uno de nosotros como seres individuales con características y temperamentos únicos, no hay otro igual a ti. Dios nos hizo diferentes a cada uno de nosotros.  Cuando Dios te hizo, rompió el molde. Aún en hermanos gemelos hay diferencias marcadas en su manera de pensar y de actuar.
Es muy fácil que veamos las cosas de una manera diferente y pensemos de diferente manera, pero eso genera roces. Cuando alguien no está de acuerdo con nosotros con respecto a algo, eso nos molesta y crea un ambiente propicio para el conflicto. Veamos que piensa Dios de esos conflictos:
Proverbios 6:16-19 16 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma:17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa,Las manos derramadoras de sangre inocente,18 El corazón que maquina pensamientos inicuos,Los pies presurosos para correr al mal,19 El testigo falso que habla mentiras,Y el que siembra discordia entre hermanos.”
(TLA) Proverbios 6:1919 la gente que miente en un juicio,y la que provoca pleitos familiares.”

O sea que a Dios le agrada que vivamos en paz con nuestras relaciones. Esta prédica se llama: “Mantén el conflicto fuera de tu vida.”
He descubierto con el paso del tiempo que el que alguien no esté de acuerdo conmigo en algo o no haga las cosas como yo las hago, no significa que la persona esté equivocada, simplemente significa que somos diferentes y también he descubierto que nuestras diferencias pueden causar fricción.

Se necesita madurez para llevarse bien con alguien distinto, que hace las cosas de una manera distinta a como tu las harías.
 
 
LAS COSAS MENORES
Se requiere paciencia y sabiduría para no pelear por cosas menores.
Mis hermanos; la vida está hecha de detalles. Las grandes cosas están hechas de la suma de cosas pequeñas. Las grandes construcciones, los edificios más altos y robustos están hechos de millones de pequeñas partes. Las naves tecnológicamente más avanzadas de la actualidad están provistas de millones de pequeñas partes.
Tu cuerpo, perfecto creado según la imagen y semejanza de Dios está formado por millones de células, de pequeñas partículas que unidas entre sí forman tu cuerpo. La vida está llena de cientos o miles de pequeños momentos, pequeñas cosas edifican las cosas más grandes.
No desprecies las pequeñas cosas, al contrario, si tu quieres sacar el conflicto de tu vida, tendrás que comenzar a poner atención en los pequeños detalles. El amor está hecho de pequeños detalles, de cortos momentos.
Aprendamos a pasar por alto algunas cosas. Todos tenemos defectos. Todos tenemos flaquezas, debilidades, áreas de debilidad.
No tenemos que esperar la perfección en quienes nos rodean. Si pasas tiempo con alguien, entre más te acercas a esa persona, más oportunidades habrá de que te sientas ofendido por ella.
No existe eso del cónyuge perfecto, ni el jefe perfecto, ni el pastor perfecto. Algunos nos acercamos bastante pero  no lo somos, jaja. Amados, si algún día oyen decir a la pastora Olga que ella tiene al marido perfecto, sólo recuerden que ella vive por fe y no por vista, jaja.             
 Tenemos que bajar nuestras expectativas acerca de la perfección de los que nos rodean, si o, esteremos muy expuestos a la frustración y el conflicto.
           
NO RESPONSABILIZEMOS A LOS DEMÁS
Hay personas que viven con la actitudde “te amo siempre y cuando no me lastimes”, o siempre y cuando no te equivoques,” “Seré tu amigo si sólo si me aseguras que siempre me tratarás bien”, y “siempre que hagas las cosas a mi modo”. Eso es muy injusto y pone mucha presión en los demás. La Biblia enseña otra cosa; dice: El amor…
1ª Corintios 13:5 y 75no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;7Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
(TLA) dice:5 No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho.7 El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo.
            Con el paso del tiempo he entendido que me casé con la persona idónea, perfecta para mí. Yo veo en Olga muchas cualidades, les decía a las mujeres de la Academia, tal vez está, al que yo lo diga, pero les dije: péguense a la pastora, búsquenla, tiene muchas cualidades, en especial aquellas que te van a hacer crecer.
            Pero si yo quiero ser quisquilloso, le voy a encontrar cosas que no me agradan, pero he aprendido a pasar por alto esas cosas. En otro tiempo siempre estaba pendientes de los errores el uno del otro y listos para reclamárnoslos. Fueron los peores años de nuestro matrimonio, lleno de conflicto. Hemos aprendido a no ser tan quisquillosos ni a sentirnos ofendernos con tanta facilidad.
            Pocas cosas hay peores que vivir con alguien quisquilloso.
Proverbios 27:15-16“ 15 Gotera continua en tiempo de lluviaY la mujer rencillosa, son semejantes;16 Pretender contenerla es como refrenar el viento,O sujetar el aceite en la mano derecha.”
(TLA) dice:15 Peor que gotera en día lluvioso, es la persona que por todo pelea.16 ¡Querer controlarla es querer atajar el vientoo retener aceite en la mano!”
            Ejemplo: “es que mi marido apenas me dirigió la palabra esta mañana, ni me agradeció por cocinar la cena anoche”. “Es que mi esposa no valora mi esfuerzo por proveer para ellos, nunca me lo dice: La biblia dice:
1ª Pedro 4:88Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.”
            Decide dejar pasar esa ofensa y sigue adelante. Piensa lo mejor de las personas. “ Un pastor decía “Todos tenemos derecho a un mal día de vez en cuando”.
           
CUBRIENDO LOS ERRORES DE LOS DEMÁS
Hay personas que les gusta estarle recordandoa las persona sus errores del pasado, son personas histéricas que siempre estás echando un vistazo a lo que les hicieron en el pasado, o sea que más bien son históricas, jaja.
Ya vimos que la biblia dice el amor no se pasa la vida recordando lo que le hicieron, no es rencoroso dice la Biblia.
 
Ejemplo: Supe de alguien que decía: Siempre que mi esposa y yo nos peleamos ella saca todo lo del pasado, evoca toda la suciedad. No puedo con eso. ¡Yo tengo la razón! ¿Por qué no pasas por alto eso de tu esposa? ¿Qué prefieres tener la razón o tener paz en tu hogar? ¿Cuándo cambiará? Puedes pensar. Cuando tú dejes de reprochárselo, te lo aseguro. Cuando tú cubras su debilidad.

Mucho tiempo peleamos mi esposa y yo por cosas como: dejar las luces encendidas de las habitaciones, por no recoger la ropa, por no tender la toalla, por apretar mal la pasta de dientes, por mover las cosas de lugar, por no saber donde están las llaves y por muchos detalles más, pero poco  a poco Dios nos ha ido haciendo entender que cada quien tiene sus  fortalezas y sus áreas débiles. Si tú tienes buenos hábitos en esas áreas que ella o el no, ¿porque en lugar de reprochárselo, no aprovechas la oportunidad para cubrir sus debilidades?
Romanos 15:1“1Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.”

La Historia del choque del auto: Supe de una mujer llamada Cristina que iba manejando su auto nuevo, regalo de bodas de su esposo. Y de repente cambio de carril y no vio que venía un auto y choco de lado. Se detuvo y del otro vehículo bajo un señor ya maduro para ver el daño de su auto y se acerco a Cristina que estaba llorando en el auto. El señor le pregunta ¿se encuentra bien? Y Cristina le dice sí, lo que pasa es que este auto es nuevo y es un regalo de bodas de mi esposo, se pondrá furioso cuando se entere. El Señor le dice, no se preocupe todo va a estar bien, su esposo va a entender, ¿Por qué no llamamos a nuestros seguros y que ellos se encarguen del asunto? Y Cristina le dice ni siquiera sé si tengo la tarjeta del seguro ¿Por qué no mira en la guantera?  Casi siempre viene ahí. Y al sacar la póliza del seguro y abrirla se encontró una nota de su esposo que decía: “Amor, en caso de que tuvieras un accidente, recuerda que te amo a ti y no al auto”
Yo quiero ser transformado en una persona así, que muestra misericordia adelantándose a un posible error o a una acción equivocada.
En lugar de echar en cara los errores de las personas, aprendamos a cubrir sus debilidades.
 
EL MISMO PRINCIPIO

Es obvio que son temas menores, pero el mismo principio aplica para los temas mayores.
Cuando te esfuerzas en mantener el conflicto alejadode tu hogar, estás sembrando una semilla para que Dios pueda obrar y cambiar a la otra persona. Tú no puedes cambiar a las personas, solo Dios puede y Su Santo Espíritu pueden hacer eso.
            Piensa esto, puedes reprochar y pelear, pero tu contienda solo agravará las cosas, como resultado habrá más pleitos y más división. Nada puede echar fuera de tu hogar la paz tanto como la crítica constante.
El conflicto sólo trae división entre las personas
Mateo 3:25“25Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.”
(TLA) dice: 25 Si los miembros de una familia se pelean unos contra otros, la familia también acabará por destruirse.”
No permitas que tu casa sea destruida o la de tus hijos, echa fuera el conflicto hoy.
            Cuando veo pelear o discutir a los ex esposos o a las personas separadas, me pregunto si no se dan cuenta que,  muy probablemente, el problema no era estar casados, sino que el problema está y sigue estando en ellos y la forma cómo enfocaron y siguen enfocando a los detalles equivocados de la otra persona. Si lograran cambiar eso, cambiaría toda su vida. Acuérdese que yo fui una persona separada y casi divorciada, tengo autoridad para decirle lo que le estoy diciendo.
 
TENEMOS QUE ADAPTARNOS
Puedes pensar “es que mi esposa y yo no somos tan compatibles” y puedes tener razón, Dios pudo haberte unido a alguien diferente. No es un error. Tus puntos fuertes y tus puntos débiles y los de la otra persona, son diferentes, pero en una situación ideal ambos compensarán lo del uno con lo del otro. Uno debe aprender a completar al otro y no a competir con el otro.
“Le he pedido a mi esposa mil veces que apague las luces de las recamara y siempre las deja encendidas”, porque no las apagas tu y listo.
“Le he pedido que le revise el motor y el aceite al carro para no arriesgar a que se vaya a desvielar” Porque no decides servirle y ser tu el que cada semana le tenga puesto el carro a punto, como cuando eran novios.

La Biblia nos enseña que debemos adaptarnos y amoldarnos a las personas con el fin de mantener la paz, No dice que los demás tienen que adaptarse y amoldarse a nosotros.
Romanos 12:16-1716Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.17No paguéis a nadie mal por mal;”
(TLA) dice:16 Vivan siempre en armonía. Y no sean orgullosos, sino traten como iguales a la gente humilde. No se crean más inteligentes que los demás.17 Si alguien los trata mal, no le paguen con la misma moneda. Al contrario, busquen siempre hacer el bien a todos.”

No le digas “volví a recoger tus zapatos ehhhh”, o “ Le puse aceite al coche por que otra vez lo descuidaste, ehhh”, simplemente haz lo que tu si sabes y puedes hacer de manera natural y cierra la boca.
Piensa esto; si tú te esfuerzas por mantener el conflicto fuera de tu hogar, estarás honrando a Dios y si honras a Dios, la palabra dice que Dios te honrará a ti.
Cuando siembres una semilla de misericordia y benignidad, empezarás a ver como mejoran tus relaciones.

ACORDEMOS ESTAR EN DESACUERDO
Joel Osteen, pastor de una de las iglesia más grandes de los EU, cuenta que una vez salió de su casa con su esposa y se detuvo a ver una casa nueva que estaban construyendo en su vecindario y le dijo a Victoria, su esposa: Me pregunto porque el constructor construyo el jardín a una lado del garaje, yo no hubiera puesto ahí. Y dice su esposa, Yo creo que fue para ganar más espacio y tener un jardín más amplio y dice Joel, No eso no le dará más espacio. Y la esposa: claro que si Joel. Dice: llevábamos más de  quince minutos discutiendo cada vez en un tono más alto y con palabras más fuertes, hasta que pensé: dice Joel: ¿Qué estamos haciendo? ¡discutiendo! ¿Por qué puso el vecino su jardín ahí? y ni siquiera lo conocemos!
Dice el pastor Osteen, no valía la pena perder la paz y el gozo del día, así que Victoria y yo acordamos estar en desacuerdo.
Aprendamos a estar en desacuerdo del cuello para arriba y que ese desacuerdo no baje al corazón.

EMPIEZA POR CAMBIAR TÚ.
No esperes que Dios cambie a la otra persona para empezar tú a hacer tus propios cambios.
           
Historia: Cuenta una mujer que estaba casada con un hombre egoísta y discutidor,  que le oraba a Dios diciendo, ¿Por qué tengo que vivir esta situación tan horrible con este hombre que me lastima todo el tiempo? Un día mientras oraba, Dios le habló y le dijo: Cambiaré a tu esposo, tan pronto como tú cambies.  Y ella le dijo: Pero Señor el problema es Él, quien tiene una mala actitud y discute por todo. Y Dios le contestó: No, no estás haciendo todo lo posible por mantener la paz, te volviste indiferente ante la situación, voy a hacerte responsable, porque conoces la verdad, sabes lo que hay que hacer y cuando lo hagas, yo voy a cambiar a tu esposo.
Esta mujer se tomo en serio la palabra de Dios y comenzó a esforzarse especialmente en mantener la paz en su hogar. Al cabo de más o menos un año, comenzó su esposo a dar muestras de cambios y a partir de ahí cada vez más rápido mostraba verdaderos cambios de actitud, hasta que el día de hoy, ambos sirven en su iglesia y se aman como nunca lo habían hecho.
 
COMPROMISO EN NUESTRAS RELACIONES
¿Cuán comprometidos estamos con nuestras relaciones?
Historia del presidente de una universidad: Supe la historia de un hombre ya mayor, presidente de una prestigiosa universidad de los EU, reconocido como líder en esa área, que su esposa tenía varios años luchando contra la enfermedad del Alzheimer, es esa enfermedad en donde la persona va perdiendo la memoria poco a poco aun la de corto plazo. Este hombre tenía una posición económica buena y pudo pagarle durante algunos años enfermeras para que estuvieran a su cuidado. Pero un día le anuncio a la junta directiva de la Universidad que renunciaría para ir a casa a cuidar de su esposa. Los miembros de la junta directiva intentaron disuadirlo de renunciar recordándole lo necesario que era él para esa universidad. Uno de ellos le preguntó: Con todo respeto señor ¿Por qué querría usted hacer una cosa así? Su esposa ni siquiera lo reconoce.

El presidente de la universidad lo miró a los ojos y respondió: hace más de cincuenta años hice un compromiso con esta mujer. Ella tal vez no sepa quién soy yo, pero yo si sé quien es ella. 
Esta es la clase de compromiso que nos hace falta en nuestras relaciones.
Es interesante que Dios le dé al esposo y a la esposa la responsabilidad de mantener la unión familiar, la unión en el hogar. La palabra esposo viene del latín “sponsus” que significa “prometer”. Ellos son la promesa de la unión.

Suscríbete al boletín

* indicates required

Recursos

Devocional de la Predica Semanal

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2020 All rights reserved