Predicaciones

I INTRODUCCIÓN

Hoy que está iniciando el año, quiero enseñarles acerca del principio de las primicias.

Dice el diccionario que los principios cristianos son reglas o normas consideradas como deseables que orientan las acciones de una persona para tener una vida cristiana correcta delante de Dios.

Los principios tienen la característica que sus efectos siempre se cumplen, como el principio de la gravedad, el de la siembra y la cosecha, o el principio de la libertad en Cristo; así también pasa con el principio de traer las primicias a Dios.

Proverbios 3:9-109 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos;10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.”

Este es el principio de las primicias, si honras a Dios dándole las primicias de todos tus frutos, serán llenos tus graneros con abundancia. Este es un principio que bendice tu economía.

Las primicias significan lo primero, y hoy que inicia el año te quiero enseñar la bendición que hay detrás de darle a Dios lo primero de todos nuestros frutos, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Lo primero es para Dios.

II       DIOS SIEMPRE PIDE LO PRIMERO

El principio de las primicias o de darle a Dios lo primero, forma parte del principio general de buscar primeramente el reino de Dios y su justicia y todo lo demás vendrá por añadidura. El domingo es primero, Dios es primero.

Si colocas a Dios en primer lugar en tu vida, todo lo demás, sin falta, también se alineará para bien. Al contrario, si no te propones colocar a Dios en primera instancia, nada se alineará.

Éxodo cita que el pueblo de Israel debía consagrar a Dios todo primogénito:

Éxodo 13:21Jehová habló a Moisés, diciendo:  2Conságrame todo primogénito. Cualquiera que abre matriz entre los hijos de Israel, así de los hombres como de los animales, mío es.”

Consagrar significa, según el diccionario: Dedicar u ofrecer a Dios, por culto o por promesa, una persona o cosa. Entonces Dios le está diciendo a su pueblo: “Dedícame a mí todos tus primogénitos, dedícame lo primero que salga de tus lomos."  

A Dios le agrada lo primero.

Y la razón de esto es porque Dios siempre ha visto con agrado que le entreguemos nuestros primeros frutos.

Génesis 3:3-7(a)3Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. 4Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; 5pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. 6Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? 7Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?

Abel agradó a Dios por que trajo de los primogénitos de sus ovejas y además de lo más gordo, o sea, le dio a Dios de lo primero y lo mejor que tenía, y Caín solo trajo una ofrenda, pero no fue de sus primeras cosechas, sino que tomo para él esas primeras cosechas y después le dio a Dios la ofrenda. Y Dios le manifestó que no había hecho lo correcto, porque le dijo: Si bien hicieres serías enaltecido, como lo hizo Abel, trajo de sus primicias y Dios lo enalteció:

 

III      LAS PRIMICIAS SON UN ACTO DE FE

Algo que tenemos que entender de por qué a Dios le agrada tanto que le demos las primicias de nuestros frutos, es porque hacer involucra nuestra fe, y todo lo que viene de fe agrada a Dios

Hebreos 11:44Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella. “

Cuando Dios le pide a su pueblo que le dé lo primero es porque le está dando la oportunidad de usar su fe, por eso el apóstol Santiago dijo:

Santiago 2:2020¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?”

Y desde luego que se requiere de mucha fe para entregar a Dios lo primero que se recibe. Dios nunca dice: “Espera a que tu oveja produzca diez corderos para que me entregues uno”, no, Dios pide el primero. Dios no le dijo a Abraham de tus muchos hijos ofréceme uno, no, le pidió el primero.

Dios pidió Jericó.

Cuando Dios le dio la Tierra Prometida al pueblo de Israel, nunca dijo que le entregasen alguna de las ciudades que conquistarían, sino que le entregasen Jericó, la primera ciudad. A partir de ella, todas las demás serían redimidas.

(TLA) Josué 6:16-19 “ 16 En la séptima vuelta, mientras los sacerdotes tocaban sus trompetas, Josué dio la orden:«¡Griten con todas sus fuerzas! ¡Dios nos ha entregado la ciudad! 17 La ciudad y todos sus habitantes serán destruidos por completo, como una ofrenda para Dios. Pero acuérdense de no hacerles daño ni a Rahab ni a su familia, porque ella escondió a los espías que enviamos. 18 No toquen nada de lo que hay que destruir. Si lo hacen, causarán una terrible destrucción en nuestro campamento. 19 Toda la plata, y el oro, el bronce y el hierro serán dedicados a Dios, y deben ponerse con sus tesoros».

Ellos pudieron derrotar a la primera era ciudad, pero no así a la segunda, aun siendo do está muy pequeña. ¿La razón?

(TLA) Josué 7:19-2119 Josué le dijo a Acán: —Hijo mío, dime la verdad delante del Dios de Israel; confiesa lo que has hecho. No trates de engañarme. 20 —Es cierto —le respondió Acán a Josué—. ¡He pecado contra el Dios de Israel! Lo que pasó fue 21 que entre las cosas que tomamos vi una hermosa capa babilónica, dos kilos de plata, y una barra de oro que pesaba más de medio kilo. Tanto me gustaron esas cosas que las guardé y las enterré debajo de mi carpa. La plata está en el fondo.”

Acán desobedeció y tomo de las primicias que eran para Dios. Dios siempre nos va a pedir que le demos de los primeros frutos.


IV      LA PRIMICIA DETERMINA LA SUERTE DEL RESTO

Ya entendimos que Dios pone a obrar nuestra fe cuando nos pide nuestros primeros frutos, pero también lo hace porque detrás de entregar las primicias hay una bendición, pues dice la Escritura que, si la primicia es consagrada a Dios, también lo será la masa restante.

(NVI) Romanos 11:1616 Si se consagra la parte de la masa que se ofrece como primicias, también se consagra toda la masa; si la raíz es santa, también lo son las ramas.”

Cristo fue hecho ofrenda de primicia.

1ª Corintios 15:2020Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.”

Cristo fue hecho la primicia de los que resucitaremos, Él resucitó primero y después de Él resucitaremos todos los que hemos creído en él. Dios nos dio su primicia, ¿Por qué nosotros no hemos de darle a Él las nuestras?

 

V       LA PRIMICIA SE PRODUCE EN EL REINO

La Escritura enseña que, si entraste a la tierra prometida, traerás de las primicias, es decir, solo si ya entendiste lo que significa habitar en el reino de la fe, en el reino de Cristo, entonces, traerás las

primicias de tus frutos del año.

.

Deuteronomio 26:1-41Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da por herencia, y tomes posesión de ella y la habites, 2entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dios te da, y las pondrás en una canasta, e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre. 3Y te presentarás al sacerdote que hubiere en aquellos días, y le dirás: Declaro hoy a Jehová tu Dios, que he entrado en la tierra que juró Jehová a nuestros padres que nos daría. 4Y el sacerdote tomará la canasta de tu mano, y la pondrá delante del altar de Jehová tu Dios.”

Traerás vs. darás      

Dice la Escritura que traerás las primicias de tus frutos, no dice que le darás a Dios las primicias, la razón es simple: Nadie puede dar lo que no le pertenece, y las primicias le pertenecen a Dios al igual que el diezmo:

Malaquías 3:10-1210Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.”

Dice traed, no dice dadle a Dios los diezmos, dice, traed a Dios los diezmos, porque de él es todo lo que tenemos, cuando hemos entrado a habitar en el reino, en la tierra prometida. Por eso David oraba así:

1 Crónicas 29:14 y 1614Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos.  16Oh Jehová Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificar casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es tuyo."

Dios nos da la oportunidad de dedicarle a Él nuestros ingresos, nuestros frutos materiales del año, trayéndole los primeros frutos.  Al traerle a Dios nuestros primeros frutos, le estamos expresando que todos nuestros ingresos y frutos le pertenecen, porque entendemos que todo lo que tendremos lo recibiremos de Él.

Todo lo que Dios hace o pide, los hace para bendecirnos.

 

VI      CÚANTO DEBO TRAER DE PRIMICIAS

Ya le expliqué el por qué y el cuándo de las primicias, pero querrá saber cuánto traerle a Dios de primicias. Traer el diezmo es muy simple, es traerle el 10% de nuestros ingresos cada vez que los recibimos.

Ahora, la Biblia no especifica el monto de las primicias, pero al ser una ofrenda debe ser del tamaño de la bendición que vas a recibir en el año:

Deuteronomio 16:1717cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado. “

El diezmo es el 10% de cada fruto que cosechas, las primicias son la primera porción fruto del año. ¿De qué tamaño la porción? Del tamaño proporcional de lo que vas a recolectar en el año, puede ser una forma de determinar la cantidad.

Una manara práctica como lo hemos enseñado puede ser, aquello que recojas primero, tu primera quincena, o tu primer cobro, tu primer negocio, conforme a la bendición que Dios te ha dado y conforme al uso que le quieras dar a tu fe.

Consagremos a Dios nuestros frutos de todo el año, trayéndole nuestras primicias.

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved