Predicaciones

Etiquetas:

I           MENSAJE CENTRAL

Te voy a resumir en una frase cual es el mensaje central de hoy: “Dios te puede levantar de tus mas grandes fracasos, pero no de tus excusas.”

 

II          INTRODUCCIÓN

Éxodo 3:9-12 “9El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. 10Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. 11Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? 12 Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.”

Dios le dijo a Moisés que lo necesitaba, que necesitaba que fuera a Faraón porque había escuchado las oraciones de su pueblo y era tiempo de liberarlos, y Moisés puso una excusa: ¿Quién soy yo para que haga eso que tú me pides, Dios?

Y Dios le da la respuesta que siempre da para las excusas y le dijo: “Ve, porque yo estaré contigo”.

Esta es una escena de las muchas escenas de la gracia y el favor de Dios que podemos encontrar en el Antiguo Testamento, Dios prometiéndole a Moisés que irá con él, como Jesús también nos los prometió a nosotros: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”. ¿Recuerda?

Pero Moisés siguió poniendo excusas:

(NVI) Éxodo 4:10-12 “ 10 —Señor, yo nunca me he distinguido por mi facilidad de palabra —objetó Moisés— Y esto no es algo que haya comenzado ayer ni anteayer, ni hoy que te diriges a este servidor tuyo. Francamente, me cuesta mucho trabajo hablar. 11 —¿Y quién le puso la boca al hombre? —le respondió el Señor—. ¿Acaso no soy yo, el Señor, quien lo hace sordo o mudo, quien le da la vista o se la quita? 12 Anda, ponte en marcha, que yo te ayudaré a hablar y te diré lo que debas decir.”

Ahora la excusa era que no sabía hablar.

Dios nos ha dado talentos diferentes, dones diferentes, habilidades diferentes, no nos las ha dado todas, pero nos ha dado las suficientes para ir a cumplir los grandes planes que Él tiene con cada uno de nosotros. ¿Amén?

¡Ah! Pero nosotros, como no tenemos el don que otros tienen, como no tenemos la habilidad que sí tiene Fulanito o Menganita, entonces usamos la falta de ese don o de esa capacidad como excusa para quedarnos parados en medio de nuestra vida.

Las excusas siempre se han querido robar tus sueños y tus propósitos de una forma silenciosa, muchas veces Dios ha puesto sueños en nuestro corazón haciéndonos saber que él tiene grandes planes para nosotros, pero hemos sido enseñados por generaciones a poner excusas.

De aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Ladrona de sueños (Una enemiga silenciosa).

 

III         LA CULPA, UNA EXCUSA ENCUBIERTA 

De aquí podemos concluir que una de las batallas silenciosas más poderosas contra las que se enfrenta el hombre es contra sus propias excusas.

Y también de aquí se puede desprender la primera frase del mensaje:

Frase 1: La excusa es la ladrona más grande de sueños que tiene el hombre.

Pero la excusa no trabaja sola, tiene una cómplice:

(NVI) Juan 9:1-3 “ 1A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: —Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres?—Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida.”

Los discípulos estaban buscando quien era el culpable de esa discapacidad, él o sus padres, y Jesús les contesta: Nadie es culpable, ni él ni sus padres, sino que esta discapacidad está en él para que Dios se glorifique, como dice esta versión: Para que Dios se hiciera evidente en su vida.

A veces la excusa viene en una presentación diferente: “La de echarle la culpa a alguien más”.

Pero debemos saber esto: Echarle la culpa a alguien más de nuestro fracaso o de no poder ir tras nuestros sueños, ya sea de simplemente ser feliz, formar una familia, estudiar en tal universidad, tener ese empleo que anhelamos, hacer ese negocio, es una forma de excusa, es una especie de excusa encubierta.

Frase 2: Culpar a otros es una excusa encubierta.

La historia de David Ring.

Conocí la historia de David Ring, un niño que nació muerto en el año de 1953, los médicos hicieron todo lo posible por hacerlo respirar y sí, sí lo lograron, pero en el intento, David Ring pasó mucho tiempo sin que su cerebro recibiera oxígeno y quedó con una parálisis cerebral.

A los once años murió su padre y cuatro años más tarde el cáncer mató a su madre, él se preguntaba ¿Qué iba a hacer ahora que la persona que él creía que sería la única que lo podría amar, había muerto?

David Ring entró en un período de dos años de depresión severa, y no era para menos, huérfano de padre y madre y, sobre todo, con parálisis cerebral.

Pero después, a los diecisiete años él aceptó a Jesús como su Señor y Salvador y por la insistencia de su hermana él siguió estudiando, se graduó de la universidad y después él se convirtió en un evangelista, hoy, el mensaje que Dios tiene a través de su vida es escuchado por más de 100,000 personas cada año en universidades, convenciones y congresos, a los que lo invitan

Él dice una frase preciosa: Dios tomó mi más grande incapacidad y la transformó en mi mayor recurso.

Y cuando empieza sus charlas, conferencias o sus predicaciones, él dice: Hola, soy David Ring y tengo parálisis cerebral ¿Cuál es tu excusa? 

A él le lleva el doble de tiempo caminar, pensar y hablar, pero a pesar de su discapacidad, él decidió poner a trabajar todo lo que Dios le había dado y muchos de nosotros seguimos buscando excusas y culpables de por qué no podemos hacer tal o cual cosa, poniendo excusas todo el tiempo:

Que si soy chico, o soy viejo, o no tengo estudios, o no tengo tiempo, o no sé cómo, o es que mi papá, o es que mi mamá, es que mi pasado, es que me lastimaron, es que me traumaron, ¡puras excusas!

Radar de la gracia o radar de excusas.

De la misma manera que puedes sintonizar a tu cerebro con la gracia y convertirlo en el más grande radar de su gracia y su favor, como enseñamos la semana pasada, también puedes convertir a tu cerebro en el más grande radar de excusas para no hacer todo aquello que Dios mismo ha puesto en tu corazón.

Frase 3: Tu cerebro puede ser un radar de los favores de Dios o un radar de las excusas del hombre, tú decides.

 

IV         CONFIAR EN DIOS AUNQUE NO ENTIENDAS SU PLAN

La fe se trata de confiar en Dios, aunque no entiendas su plan.

Lisa, una de las hermanas del Pastor Joel Osteen, nació con algunos síntomas de parálisis cerebral, como los de David Ring. Los doctores les dijeron a sus padres que Lisa nunca podría caminar ni alimentarse por sí sola, pero ellos permanecieron en fe, oraron y creyeron por la sanidad de Lisa. Poco a poco Dios comenzó a sanarla hasta quedar perfectamente normal.

Hoy Lisa Osteen predica en Lakewood también, ella es la encargada de los estudios Bíblicos de los lunes.

Dios sanó a Lisa Osteen de parálisis cerebral y a David Ring no, pero ambos confiaron en el Señor y le sirven con sus capacidades o discapacidades. ¿Alguien está recibiendo el mensaje?

A mi me encantó la frase que dice David Ring: Dios usó mi más grande discapacidad para convertirla en mi más grande recurso, en otras palabras lo que está diciendo David Ring es, Dios usó mi incapacidad para glorificarse. Lo mismo que con el ciego de nacimiento.
Nuestras incapacidades o inhabilidades son una oportunidad para que Dios se glorifique, sí no las usamos como excusas para no hacer nuestros sueños, sino que vamos tras ellos aún a pesar de esas difíciles circunstancias.

 

V          TRANSFORMANDO DESVENTAJAS EN VENTAJAS

Joel 3:9-10 “9Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra. 10Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.”

Era un pueblo que no tenía recursos para ir a la guerra, pero Dios no los deja usar eso como excusa.

Mira como dice el verso 10 la NTV:

(NTV) Joel 3:10 “10 Forjen las rejas de arado y conviértanlas en espadas, y sus herramientas para podar, en lanzas. Entrenen aun a los más débiles para que sean guerreros.”

El verso 10 contiene dos verdades que estamos predicando en este mensaje: Dios nos manda a convertir nuestras debilidades en fortalezas y nuestras desventajas en ventajas.

Y también nos manda a entrenarnos, sí tal vez por las excusas que hemos puesto no hemos aprendido a hacer eso que él quiere que vayamos a hacer y nos dice: entrenen a los que no saben para que sepan.

La historia de Tony Meléndez.

Tony Meléndez es un hombre que nació sin brazos, pero al crecer él sentía un fuerte deseo de tocar la guitarra, en vez de decir: “pues yo quería tocar la guitarra, pero no tengo brazos” él dijo: Quiero tocar la guitarra, no tengo brazos pero tengo pies, y aprendió a tocar la guitarra con los pies.

Él toca la guitarra con los pies mejor de lo que la mayoría de nosotros la puede tocar con las manos. ¿pero que fue, que Dios le dio el don de tocar la guitarra con los pies de un día para otro? No, él tuvo que entrenarse por muchas horas para cumplir ese sueño que él tenía en el corazón.

Hoy Dios lo usa llevando el mensaje de su palabra a mucha gente que se siente desafiado a dejar sus excusas cuando lo ve tocar la guitarra con los pies.

Lo mismo pasa con Nick Vujicic, que nació sin brazos ni piernas, pero hoy es uno de los hombres cristianos más influyentes a nivel mundial.

Dios se quiere glorificar en nuestras capacidades o incapacidades.

¿Para qué Dios curó a Lisa Osteen? Para glorificarse con sus capacidades ¿Para que Dios no curó a David Ring? Para glorificarse con sus incapacidades.

En ambos casos podemos ver el poder de Dios obrar.

Y de eso se trata la vida cristiana, de una forma u otra, glorificar a Dios y mirar su poder obrar en nosotros y en nuestro alrededor.

 

VI         LA EXCUSA SECUESTRA TU LUBRE ALBEDRÍO

Hay demasiadas personas que están esperando a que Dios las haga perfectas antes de perseguir sus sueños.

Te invito a que dejes de pensar en los desengaños, las traiciones, la injusticia y el dolor que te causaron como una excusa para no ser feliz e ir tras tus sueños.

La peor discapacidad es una excusa en la mente o en el corazón, porque ¿sabes? no hay nada ni nadie que pueda apartarte de tu propósito sino sólo tú.

Dios no pasará por encima de tu libre albedrío.

Porque, como te dije al principio, Dios te puede levantar de tus fracasos y de cualquier incapacidad mental, emocional o física, pero no de tus excusas, porque Él ha decidido nunca pasar por encima de tu libre albedrío.

Y la excusa, es esa enemiga silenciosa que secuestra tu libre albedrío y te hace decidir que “no quieres ir a hacer los propósitos de Dios” o “no quieres ir tras tus sueños”, y si tú decides no hacerlo, Dios no va a pasar por encima de eso.

Dios te ama tanto que siempre va a respetar lo que tú decidas.

Por eso, cuando te das por vencido y confías mejor en él que en tus esfuerzos y le dices: “Señor, no puedo más, haz tu voluntad”, ahí le estás entregando el control de tu vida a Él, eso lo glorifica y entonces Él puede usar eso que te estaba frenando como tu más fuerte potencializador.

 

VII        VIVE CON UNA MENTALIDAD “SIN EXCUSAS”

Honra a Dios con lo que tienes. Él quiere tomar tus desventajas y convertirlas en ventajas, sólo él puede hacerlo.

Vive con una mentalidad de “sin excusas”. Cuando algo no puedas hacer, no le eches la culpa a nadie, eso te imposibilitará aún más, mejor entrégale esa debilidad, inhabilidad o incapacidad al que te creó.

Eres la obra perfecta de Dios.

Cuando Dios te creo no estaba teniendo Dios un mal día, no se distrajo contigo, no, fuiste creado así, con esas circunstancias especiales que han rodeado tu vida para un propósito específico y único.

Yo tal vez no sepa cual es tu propósito, pero lo que sí sé es que es un propósito grande y hermoso, porque sé que viene de parte de Dios, y él todo lo hace bien.

Mira lo que dice el Salmista acerca de porque tener una mentalidad de “sin excusas”:

(NVI) Salmos 139:13-14 “ 13 Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. 14 ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!”

Eres una obra maravillosa de Dios, eres una creación admirable, porque fue Dios quien te formó.

Si vives con una mentalidad de “sin excusas” y pones a tu cerebro a rastrear en todo tiempo la gracia de Dios, verás que pronto estarás haciendo esos sueños que habías pensado no podías hacer.

Frase 4: Reconoce tus incapacidades, pero confía en Dios que él quiere usarlas y glorificarse.

 

VIII       SEAMOS UNA PRUEBA VIVIENTE DEL PODER DE DIOS 

 Que te parece que hoy comience la temporada de “No más excusas” y de “no más culpables” en tu vida.

Dios prometió ir contigo y Jesús pago el precio para que el Espíritu Santo hoy pudiera ir contigo a todas partes y convierta tus desventajas en ventajas.

El poder de Dios sobre ti.

La familia de David Ring le decía que no se ilusionara porque en su condición no podría encontrar una mujer que lo amara, pero en 1981 Dios le dio, lo que él dice, uno de sus más grandes regalos, su esposa.

Le dijeron que no podría tener un hijo, y ahí si le atinaron, no tuvo uno sino cuatro hijos, y él dice: Yo soy una prueba viviente del poder de Dios.

Todos debemos pensar eso, porque, bajo la Gracia, todos reconocemos que tenemos incapacidades, en una forma o en otra, pero siempre debemos creer y pensar que somos una prueba viviente del poder de Dios.

 

IX         MINISTRACIÓN

Si sacas a la silenciosa ladrona de sueños de tu vida, la excusa y a su cómplice, “echarle la culpa a otros, te aseguro que podrás ver todo el poder de Dios sobre ti y vas a poder hacer todos esos grandes planes que Dios tiene para ti y tus generaciones.  ¡Aleluya!

Esto es parte de lo que Cristo ha consumado para nosotros en la cruz. Hoy te invito a que lo recibas en tu corazón.

Recibe a Cristo y decide vivir bajo su Gracia y no bajo tus esfuerzos y capacidades.

Amén.

Suscríbete al boletín

* indicates required

Recursos

Devocional de la Predica Semanal

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos