Predicaciones

I MENSAJE CENTRAL

Hemos estado predicando las últimas doce semanas acerca del poder de la gracia, del reposo, de su justicia y de su amor, entre otras muchas cosas gloriosas, que Dios nos ha enseñado, entendiendo de que se trata de lo que Dios hace por y para nosotros lo que nos da las victorias en las diversas áreas de nuestra vida y no lo que nosotros hacemos por y para él.

Ahora, hay una realidad, en la medida en que vamos poniendo en práctica estas nuevas creencias, es muy probable que experimentemos algunas batallas en nuestra mente que desafían estas creencias, las pondrán en duda o las ignorarán.

Hoy Dios quiere hablarnos acerca de la importancia de mantener firmes nuestras creencias en Él si queremos ver victorias permanentes en nuestras vidas.

 

II          INTRODUCCIÓN

Juan 8:32 “ 32y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Tener la verdad en la mesa de tu casa o en la mesita de café no le hará libre, tener su Biblia en el buró del lado de su cama, aunque la tenga abierta no le hará libre, ni siquiera leer verdades en su Biblia le hará libre, es hasta que entiende y cree las verdades que usted lee en la Biblia, la que tiene la capacidad de hacerle libre.

El propósito de la palabra de Dios es darles una forma correcta a sus creencias, cuanto más alienadas estén sus creencias a la palabra de Dios usted más experimentará la gracia, el favor, su reposo, el perdón y las bendiciones de Dios sobre su vida.

Tenga en cuenta esto: Las creencias y los pensamientos erróneos le mantendrán derrotado. Las creencias y los pensamientos correctos lo lanzarán hacia su victoria.

Y esta es la gran batalla que libra todo cristiano, la batalla por sus pensamientos y sus creencias.

La gran batalla de su vida es por su mente y sus creencias, si la gana tendrá una vida en abundancia, si la pierde tendrá áreas de derrota o toda una vida de derrota, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: La gran batalla.

 

III         DESTRUYENDO FORTALEZAS MENTALES

(NVI) 2ª Corintios 10:3 “pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo.”

Aquí nos enseña que libramos batallas, no como el mundo las libra, pero tenemos batallas los cristianos, ¿me sigue?

(NVI) 2ª Corintios 10:4 “Las armas con que luchamos (esas batallas) no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas.”

Las fortalezas son pensamientos equivocados y mentiras que han sido depositados en su mente por años.

Esas creencias equivocadas que están atrincheradas en su mente lo hacen vivir atado a adicciones y a estados de temor, culpa, ansiedad, ira, pleito o depresión crónica.

La palabra de Dios es muy clara, tenemos batallas y son contra estas fortalezas, contra estos pensamientos y creencias equivocados y las armas con las que luchamos no son del mundo, dice, y tienen el poder divino de derribar esas fortalezas.

Lo que está diciendo es que nuestras armas son las armas de creer correctamente lo que dice la palabra de Dios.

De hecho, si hasta este punto del mensaje usted está entendiendo y creyendo que existe una batalla en su mente, que se produce entre creencias equivocadas y creencias correctas, ¡Usted ya ha ganado la mitad de la batalla!

¿Cuándo se gana la batalla? Dice el verso cinco:

2ª Corintios 10:5 “ 5derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

Se gana la batalla de las creencias cuando destruimos los pensamientos y las creencias equivocadas, esas que se levantan en contra de conocer realmente el corazón de Dios. Y eso se da cuando podemos llevar cautivo todo pensamiento (o creencia) a la obediencia a Cristo.

Pero hemos enseñado en los últimos mensajes que no se trata de lo que nosotros hacemos por y para Dios, sino de lo que él hace por y para nosotros. Sabemos que nosotros no podemos llevar todos nuestros pensamientos a ser obedientes a Cristo, esto solo se puede hacer si nosotros llevamos todos nuestros pensamientos a la obediencia de Cristo, no a la obediencia a Cristo, ¿Me estoy explicando?

Dicho de otra manera, Dios quiere que se enfoque en la obediencia de Cristo y no en su obediencia. Cuando usted se enfoca en la obediencia de Cristo y la recibe para usted, más podrá usted vivir una vida obediente de manera inconsciente.

Donde poner nuestra mirada.

Nuestra obediencia debe ser el fruto de poner siempre nuestra mirada en la obediencia de Cristo.

Hebreos 12:2(a) “2puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe,”

Esto se cree que lo escribió el apóstol Pablo. A los colosenses se los dijo así:

(NVI) Colosenses 3:1-2 “ Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra,”

Si usted se concentra en la obediencia de Cristo, como usted está en Cristo, usted podrá someter sus pensamientos a la obediencia a Cristo.

 

IV         LOS DETECTORES DE PENSAMIENTOS MALVADOS

Juan 8:31-32 “31Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

La verdad es lo que nos hará libre de todas esas fortalezas o creencias equivocadas, pero para ello, dice la Escritura, debemos permanecer en su palabra, en su verdad.

Para permanecer en Jesús debemos ser firmes en nuestros pensamientos acerca de lo que Dios dice de nosotros, pero ahí es donde entra nuestro adversario el diablo para querernos desviar de la verdad de Cristo y es entonces que nos pone pensamientos y creencias que van en contra de la verdad de Dios.

Los detectores de pensamientos.

El diablo sabe que se pueden manipular nuestros pensamientos y por ende nuestras emociones.

Déjame explicarte o recordarte que lo natural en los seres humanos es que los pensamientos generan las emociones, las emociones generan decisiones y las decisiones generan acciones.

Entonces el diablo va a querer ponernos pensamientos negativos contrarios a la verdad de la palabra de Dios, los cuales, la mayoría de las veces, ni nos damos cuenta de que los estamos teniendo, llegan como de repente, sin avisar, de maneras hasta inconsciente, pero Dios, que es sabio, nos diseñó, de tal manera, que podemos detectar rápidamente nuestros pensamientos por medio de nuestras emociones.

Es más fácil darnos cuenta de que estamos sintiendo o que sentimientos estamos teniendo que darnos cuenta de nuestros pensamientos ¿cierto?

Así que le invito a probar lo siguiente: Siempre que comience a sentir emociones o sensaciones negativas como: temor, ira, enojo, tristeza, preocupación, ansiedad o culpa, haga una pausa y pregúntese: ¿En qué estoy pensando?

Sus emociones seguirán rápidamente la estela de sus pensamientos.

Si sus pensamientos o sus creencias son negativos producirán de manera natural emociones negativas. Por el contrario, si sus pensamientos son positivos en Cristo, producirá emociones positivas.

Dios nos diseñó con un detector de pensamientos, que son las emociones.

Las emociones son las banderas que nos anuncian que tipo de pensamientos y creencias estamos teniendo. Son como el silbato de los árbitros del partido que te avisan cuando estás teniendo un cierto tipo de pensamientos.

Las emociones son como los detectores de humo que están diseñados para prevenir incendios en las casas, en nosotros están diseñados para no perder la gran batalla por nuestra mente, por nuestros pensamientos y creencias.

Como te dije al inicio: Las creencias y los pensamientos erróneos le mantendrán derrotado, pero las creencias y los pensamientos correctos te lanzarán hacia la victoria.

Cuando tus emociones y sentimientos te ayuden a detectar tus malos pensamientos decide cambiarlos por la verdad de la palabra de Dios. Si haces eso de continuo, te darás cuenta como tus pensamientos y creencias en la verdad de Dios se irán haciendo más firmes cada día y podrás disfrutar de todas las bendiciones que vienen en el combo del amor y la gracia de Dios.

 

V          GANAR LA GRAN BATALLA

La clave para ganar la gran batalla por su mente es aprender a separarse usted mismo de los pensamientos malvados plantados por el enemigo.

¡Esos pensamientos no son de usted! Siempre que el enemigo plante ese tipo de pensamientos y creencias descártelos con una firme creencia que esos pensamientos no son suyos.

Santiago 4:7(b) “resistid al diablo, y huirá de vosotros.

¿Sabe cuál es la mejor forma de resistir al diablo? Ignorarlo, si, ignorar los pensamientos que el diablo te quiere poner.

           

Las mujeres saben muy bien de esto.

Imagínate a una mujer que pasa frente a una construcción donde todos los obreros comienzan a decirle cosas. Una mujer tranquila sencillamente seguirá caminando, ignorando sus palabras.

Ella es muy inteligente como para responder a esos hombres gritándoles que dejen de hacerlo.

Nosotros igual, muchas veces pasamos el día entero reprendiendo al diablo todo el tiempo. Al final del día estamos más conscientes del diablo que de Dios.

Dios no quiere que usted sea consciente del diablo, quiere que sea consciente de Jesús. Usted gana la batalla ignorando al enemigo.

Cuando se sorprenda teniendo esos pensamientos o creencias malvadas del diablo, simplemente declare lo que dice la palabra de usted: Usted ya ha sido hecho justicia de Dios en Cristo Jesús.

1a Corintios 2:16(b) “Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.”

Repítase que usted está en Cristo y por lo tanto usted tiene la mente de Cristo, los pensamientos de Cristo, las creencias de Cristo y las emociones de Cristo, las decisiones de Cristo, porque usted está en Cristo.

Diga que sus pensamientos son sometidos a la obediencia de Cristo y como Cristo, con su obediencia venció al diablo, usted también estará venciendo esa batalla.

 

VI         MINISTRACIÓN

Creer firmemente en su gracia, su amor, su reposo, su justicia, su perdón, su restauración, su restitución, su perdón, salvación, sanidad, prosperidad, alegría y todo lo bueno, agradable y perfecta que es la voluntad de Dios para usted, es lo que lo va a hacerle disfrutar y experimentar todas esas bendiciones alcanzándole a usted y a sus generaciones.

Que salga de aquí sabiendo y entendiendo que usted libra una gran batalla por su mente, por sus pensamientos y creencias, esa ya es la mitad de la victoria.

Que dejemos de utilizar nuestras emociones como justificación y pretexto para actuar mal o andar de malas, que es lo que el diablo quiere y las comencemos a utilizar para lo que las diseñó Dios, para detectar que tipo de pensamientos y creencias estamos teniendo y si son negativas, entonces, cambiarlos por lo que dice la verdad de las Escrituras, ya que esas creencias y pensamientos llenos de la verdad de Dios son los que nos harán libres de ataduras, derrotas y de toda asechanza del enemigo.

Y entonces usted salga victorioso todos los días de la Gran Batalla que libra su mente en Cristo Jesús.

Amén.

 

Suscríbete al boletín

* indicates required

Recursos

Devocional de la Predica Semanal

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2020 All rights reserved