Predicaciones

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

El mensaje de la semana pasada nos enseñó tres bendiciones que hay detrás de darle nuestras primicias a Dios. La primera, dice la Escritura, que, si honramos a Dios con nuestras primicias, Él llenará nuestros graneros y nuestros lagares rebosarán de mosto, o sea, habrá abundancia de todo.

La segunda bendición es que nos hace usar nuestra fe, dice la palabra que por la fe es que Abel le dio a Dios de los primogénitos de sus rebaños y de lo más gordo de ellos, o sea, le dio lo primero y lo mejor. Y usar nuestra fe nos permite agradar a Dios.

Y la tercera es que Dios promete bendecir nuestra cosecha anual si dedicamos él nuestras primicias, porque la palabra dice que si la primicia es santa, la masa restante también será santa.

Entendimos que es una oportunidad para nosotros de ejercer nuestra fe, amor y gratitud al Señor, pero con paz. No dar las primicias no te condena, pero darle a Dios tus primicias te hace partícipe de estas bendiciones específicas.

II       INTRODUCCIÓN

Estamos comenzando el año y la mayoría de las personas han hecho sus propósitos para este nuevo año; y está bien, a Dios le agradan los nuevos comienzos y planear como lograr nuestras metas es correcto y bueno.

Sabemos que Dios tiene planes y propósitos para cada uno de nosotros y nuestras generaciones, ojalá que tus planes estén alineados a los planes de Dios para ti, ese es mi primer deseo para ti.

1ª Pedro 3:1010Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño; “

La Biblia dice que, si queremos ver días buenos, debemos hablar bien. Si queremos que nos vaya bien, si queremos ver cumplidos los propósitos de Dios en nuestra vida, debemos refrenar nuestra lengua que significa que debemos dejar de hablar lo malo y debemos hablar lo bueno, lo correcto.

Así que, mi segundo deseo es que este año hablemos lo correcto, usemos el poder que Dios nos dio en la boca y hablemos bien, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Hablaré bien este año.

 

III      EL PODER DE LA BOCA

Dios le dio al hombre un poder sobrenatural en la boca.

Proverbios 18:2121 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.”

Tenemos que entender y creer que esto es muy poderoso. Y para eso es necesario recordar o aprender que estamos hechos a su imagen y semejanza y Él lo creo todo con el poder de su boca.

Génesis 1:1-31En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3Y dijo Dios: Sea la luz;  y fue la luz. 4Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.

Mire como Dios hizo toda la creación con el poder de sus palabras, y cada que hizo algo verificó si era bueno. Así debemos nosotros saber que nosotros creamos nuestro mundo con las palabras que salen de nuestra boca, y siempre tenemos que verificar si son buenas palabras o no.

Moisés no habló.

Usted sabe Dios le dijo a Moisés que le hablara a la peña y no lo hizo, y eso le valió para no entrar a la tierra prometida.

Números 20:7-127Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 8Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias. 9Entonces Moisés tomó la vara de delante de Jehová, como él le mandó. 10Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? 11Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias. 12Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado.

Dios le dijo: Háblale a la peña y Moisés no le creyó a Dios y mejor golpeó la peña con la vara, pues con ella había abierto el mar rojo y ya había golpeado antes otra peña y había dado aguas. Moisés usó su boca para decir lo malo, los regañó, les dijo: ¡oíd ahora rebeldes!, pero no la usó para decir lo bueno.

Parafraseando, al final Dios le dijo: "Por cuanto no me creíste que si usabas tu boca la peña te daría agua, no entrarás a la tierra que te prometí."

 

IV      HABLAS LO QUE CREES


Si no hablamos lo correcto, no vamos a poder entrar a nuestra tierra prometida.

Salmo 116:1010 Creí; por tanto hablé, Estando afligido en gran manera.”

Y el apóstol Pablo lo enseñó a los de Corinto:

2ª Corintios 4:1313Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,

La fe tienes que hablarla. El lenguaje de un hijo de Dios es el lenguaje de la fe. Hablamos lo que creemos.

Nosotros creamos nuestro mundo con lo que hablamos, la pregunta es ¿Qué estás hablando?

Un reino dividido al orar y al hablar.

Mateo 12:2525Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.”

Tú eres también ese reino o esa casa, si tú cuando oras hablas vida, pero cuando caminas hablas muerte, tu vida está dividida y no permanecerá.

Orar es hablar con Dios, no podemos hablar con Dios palabras de vida y en nuestras crisis hablar palabras de muerte. Debemos hablar vida en todo tiempo.

Debemos hablar las promesas que Dios tiene en su palabra para nosotros.

Ejemplos: Cuando te sientas cansado y abatido declara que el Señor aumentará tus fuerzas como las del búfalo.

Cuando alguno de tus hijos no ande o se salga de los caminos del Señor habla diciendo que tú y tu casa serán salvos y servirán al Señor.

Cuando tu matrimonio esté pasando por una crisis, deja de reunirte con amigas o amigos a hablar de tu crisis, mejor habla en tu aposento diciendo: Lo que Dios unió no lo separe el hombre y todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Si tu economía está golpeada y estas endeudado, deja de quejarte y hablar todo el tiempo de eso y mejor usa tu boca para salir de ahí, diciendo: Seré bendito en mi entrada y mi salida, Dios prospera todo el fruto de mis manos, él se hizo pobre para que yo fuese enriquecido, yo no pediré prestado más prestaré a otros.

Los virus vs los glóbulos blancos

Cuando la enfermedad golpee tu cuerpo, no hables tanto de lo que te duele, eso es crear un mundo de enfermedad alrededor de la enfermedad, mejor habla diciendo “Por la llaga de mi Señor Jesucristo yo soy curado y sanado”.

Cuando un virus o una bacteria entra en nuestro cuerpo, los glóbulos blancos, que son los defensores de todo cuerpo extraño que entra en nuestro cuerpo, corren hacía él y lo rodean, y en medio de ese ambiente de sanidad, tarde o temprano, ese virus o bacteria es vencida.

Lo mismo debemos hacer con nuestra boca, crear un mundo de sanidad y de mejora alrededor de nuestras enfermedades y crisis.

 

V       ¿QUIÉN INFLUENCIA TU BOCA?

Santiago 3:5-65Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! 6Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. “

Con la boca podemos crear el cielo de alguien o desatar el infierno en alguien.

Proverbios 15:4 4 La lengua apacible es árbol de vida; Mas la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.”

Los científicos dicen que tenemos varios centros cerebrales que controlan diferentes partes de nuestro cuerpo, pero que el centro cerebral del habla controla el resto de los centros cerebrales.

Uno se siente como uno habla, uno termina haciendo lo que dice, pasan cosas que uno confesó; la lengua es más importante de lo que creemos.

 

VI      EL MEJOR DE LOS MUNDOS

La Biblia narra un poco de como es el cielo. Primero dice que los dice cimientos son piedras preciosas diferentes, después sigue diciendo:

Apocalipsis 21:21-2621Las doce puertas eran doce perlas;cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.22Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. 23La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. 24Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. 25Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche. 26Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.

Wow!. Este mundo será precioso, ¿no cree?

Poder estar ahí será lo mejor que nos vaya a pasar en la vida. Pero para poder crear ese mundo para nosotros, necesitamos el poder de las palabras.

(NTV) Romanos 10:8-11 “ En realidad, dice: El mensaje está muy al alcance de la mano, está en tus labios y en tu corazón. Y ese mensaje es el mismo mensaje que nosotros predicamos acerca de la fe: Si declaras abiertamente que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo. 10 Pues, es por creer en tu corazón que eres declarado justo a los ojos de Dios y es por declarar abiertamente tu fe que eres salvo. 11 Como nos dicen las Escrituras: Todo el que confíe en él jamás será avergonzado. 12 No hay diferencia entre los judíos y los gentiles en ese sentido. Ambos tienen al mismo Señor, quien da con generosidad a todos los que lo invocan. 13 Pues todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.”

Para poder ser salvos necesitamos el poder de la boca, no basta con creer, tienes que hablar.

Nosotros creamos para nosotros este mundo de salvación cuando confesamos con nuestra boca que Jesús es nuestro Señor.

Debemos hablar lo que creemos para crear lo que anhelamos.

 

VII     MINISTRACIÓN

Que uno de sus mejores propósitos de año nuevo sea hablar bien este año, hablar palabras de vida siempre.

 

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved