Dom, Jul 04, 2021
Nueva Temporada, Julio 2021
Joel 2:12 por Luis David Meza
Serie: AÑO 2021 “Y RESPONDERÁ DIOS Y SERÁ AÑO DE RESTITUCIÓN

I           MENSAJE CENTRAL

 

 

 

II          INTRODUCCIÓN

 

Josué 1:8-9 “8Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

         Cierto que los mandó a hacer lo que la Ley de Moisés decía, porque recordarás que ellos la habían pedido, los mandó a esforzarse pero confiados en su gracia, porque Él estaría con ellos.

 

Efesios 2:88 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;”

Ahora si, entendidos de porqué es la obra de la Gracia consumada en la cruz, pasemos a lo que Jesús les dijo a sus apóstoles antes de que iniciaran esa gran obra de enseñarle a todo el mundo la salvación:

Hechos 1:3-5 y 8 “3a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. 4Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre,  la cual, les dijo, oísteis de mí. 5Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo  dentro de no muchos días.8pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

 

III         NUESTRA PALABRA PROFÉTICA

 

Si nos damos cuenta, cuando Dios quiso enviar a su pueblo a hacer su obra, les dio al Espíritu Santo, que hemos aprendido que es Él el que anuncia y derrama su gracia, su reposo, su justicia, su santificación, su restauración y su restitución.

En el capítulo 2 de Joel está la palabra profética completa, les leeré los versículos mas representativos de lo que Dios nos hablo hace varios años, que hoy nos envía a verla cumplida:

 

Joel 2:12-27 (varios): 12Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. 13Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. 16Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. 17Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios? 18Y Jehová, solícito por su tierra, perdonará a su pueblo. 21Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. 23Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. 24Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. 25Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.26Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado. 27Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.”

Y después de esto escuche lo que dice:

 

Joel 2:28 “28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 29Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.”

 

IV         EN PLENA CERTIDUMBRE DE SU GRACIA.

Hebreos 10:22(a) “22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe,”

 

V        ENTENDAMOS Y CREAMOS EN SU GRACIA

           

Hebreos 10:10 “10En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.”

(NVI) Hebreos 8:6-7 y 12-13 “Pero el servicio sacerdotal que Jesús ha recibido es superior al de ellos, así como el pacto del cual es mediador es superior al antiguo, puesto que se basa en mejores promesas.Efectivamente, si ese primer pacto hubiera sido perfecto, no habría lugar para un segundo pacto. 12 Yo les perdonaré sus iniquidades, y nunca más me acordaré de sus pecados.13 Al llamar «nuevo» a ese pacto, ha declarado obsoleto al anterior; y lo que se vuelve obsoleto y envejece ya está por desaparecer.”

Hebreos 10:15-17 “15Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho:16 Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, 17añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. 18Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado.”

 

VI         EL SEÑOR CORRIGE A SU IGLESIA        

El siguiente pasaje nos ayuda a entender la manifestación total de su gracia y su justicia en nosotros.

(NVI) Romanos 3:21-26 “21 Pero ahora, sin la mediación de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, de la que dan testimonio la ley y los profetas. 22 Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción, 23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, 24 pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó. 25 Dios lo ofreció como un sacrificio de expiación que se recibe por la fe en su sangre, para así demostrar su justicia. Anteriormente, en su paciencia, Dios había pasado por alto los pecados; 26 pero en el tiempo presente ha ofrecido a Jesucristo para manifestar su justicia. De este modo Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús.”

El Señor corrige con amor a su iglesia como lo vemos que lo hace en el Apocalipsis. El señor está corrigiendo a Plenitud en Cristo. No les marca sus errores para condenarlos sino para que corrijan sus errores doctrinales.

 

VII        CONCLUSIÓN

Entienda y crea. Lea, estudie, pida apertura de ojos espirituales.

 

VIII       MINISTRACIÓN

Gracias por esta temporada de 12 años de preparación.

Gracias por la nueva temporada llenos del Espíritu Santo injertados en su gracia, su reposo, su justicia, su santidad, su sanidad total, su restauración, su restitución y su prosperidad total de todas las áreas de tu vida, para que puedas ejecutar los propósitos de Dios en ti y en tus generaciones.

Hacer su obra de predicación del Evangelio de su gracia y el ministerio de la reconciliación a través de todos los dones y cualidades que Dios te ha dado para hacer todas esas actividades en todas las áreas de tu vida, desde tu escuela, tu universidad, tu trabajo, tus negocios, tu matrimonio, tu paternidad, tu tiempo de recreación, vacaciones, etc.

Este pasaje resume lo que te estoy diciendo del nuevo tiempo:

Marcos 10:26-31 “26Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 27Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios. 28Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. 29Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, 30que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna. 31Pero muchos primeros serán postreros, y los postreros, primeros.”

Todas las áreas de tu vida restauradas y restituidas cien veces más por hacer la voluntad del Señor y servirle y en tu muerte, la vida eterna. Esto es su gracia.

Muchos llamados pocos escogidos para vivir bajo su gracia. Sea de sus escogidos hoy.

Amén.