Predicaciones

Sermones de esta serie

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

La semana pasada mientras ministrábamos al Espíritu Santo, Dios puso en mi corazón que había gente que necesitaba recibir un milagro o varios y el Espíritu me llevaba a pedirles que no oraran pidiendo, sino que recibiera lo que Jesús ya había hecho en la cruz.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

Hay un consejo muy famoso y popular que dice: “A la gente no les des el pescado, mejor enséñalos a pescar”, en el contexto de no hacer a la gente codependiente de nadie, sino más bien, que pueda valerse por sí misma y crecer.

Algo así me ocurre a mi como pastor de esta congregación, me gusta mucho alimentarlos con la palabra de Dios, yo solo me siento el mesero que sirve la comida, pero también me interesa mucho que usted aprenda a alimentarse usted por su cuenta.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

Todos de una forma u otra pasamos por tiempos de tormentas en nuestras vidas.

Las tormentas son esos tiempos difíciles, con situaciones o circunstancias complicadas.

De hecho, estoy seguro de que vienes saliendo de una tormenta, o estás en medio de una tormenta o en algún punto del futuro vas a entrar en una tormenta.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

Dios puso en mi corazón traerles una palabra que seguro estoy salió de su corazón para animarlos a crecer en su vida espiritual.

Debemos entender que el enfoque que tengamos de las cosas que hacemos siempre será un motivador o un desmotivador para nosotros y eso dará como consecuencia buenos o malos resultados.

Es diferente si tú haces las cosas porque “tienes” que hacerlas o porque entiendes que es bueno para ti hacerlas, seguro que dependiendo de tu enfoque serán tus resultados.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

La semana pasada aprendimos que podemos vivir en la presencia de Jesús todos los minutos de nuestro día a día y que sin lugar a duda, su presencia permanente es el favor inmerecido más valioso para nuestras vidas después de la salvación.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

Yo estoy muy agradecido con Dios porque entender y creer lo que significa vivir bajo el pacto de la gracia recibiendo todo su amor incondicional, su justicia, su perdón, su favor inmerecido y todas las bendiciones que Jesús consumó por y para nosotros en la cruz, ha sido una revelación gloriosa que está revolucionando nuestra mente y nuestro corazón, llevándonos a un más alto nivel de fe. ¿Amén?

(NVI) Salmo 103:2 “Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios.”

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

Al igual que todo lo que hemos aprendido de la gracia, no tenemos que hacer nada bien para ganar la bendición de Abraham y Sara, ni nada de lo que hagamos mal nos la puede quitar, porque Jesús ya la consumó para nosotros en la cruz. ¿Cierto?

Hemos aprendido a valorar mucho la gracia de nuestro Señor Jesucristo, pero hoy Dios nos quiere advertir que podríamos estar desvalorizando su gracia, sin darnos cuenta, al creer erróneamente acerca de uno de los temas más básicos para el creyente: La confesión de pecados.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

La semana pasada Dios nos mostró que los que le pertenecemos a Cristo hemos recibido por herencia la promesa de la bendición de Abraham, ganada para nosotros por la obra de amor y de gracia consumada por nuestro Señor Jesucristo en la cruz.

Hoy Dios nos quiere enseñar, que dentro de la bendición de Abraham, existe una bendición relacionada específicamente con Sara, esposa de Abraham. Así que vayamos a conocerla para poder recibirla.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

La semana pasada Dios nos mostró la diferencia de un hombre que vive en maldición o bendición.

Nos enseñó que el hombre vive bajo maldición, no cuando peca, sino cuando cree en las obras, es decir, cuando cree que será su esfuerzo y su conducta lo que le traerá éxito y bendiciones.

Y por otro lado aprendimos que el hombre vive bajo bendición, no es por lo que hace, sino porque cree, correctamente, que es la obra consumada de Cristo en la cruz la que le trae el éxito y lo bendice, y entonces salen con ánimo a hacer esfuerzos y a ser productivos en lo que hacen.

Luis David Meza

I MENSAJE CENTRAL

Cuando se aprende algo siempre hay fundamentos que necesitan establecerse para poder seguir adelante. En matemáticas, por ejemplo, se debe aprender la suma antes de pasar a aprender la multiplicación. En español, primero debemos aprender los sonidos de las letras y sílabas, antes de aprender a leer.

Suscríbete al boletín

* indicates required

Recursos

Devocional de la Predica Semanal

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2020 All rights reserved