Predicaciones

Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
Hemos estado hablando acerca de la presencia de Dios, llevamos cuatro mensajes donde hemos conocido como tratar con su presencia, como tener un corazón que anhele es presencia, hablamos de las maravillas que suceden cuando vives en su presencia.
La semana pasada Dios nos habló a través de su palabra de dos cosas que son sublimes al vivir en su presencia, es decir, dos cosas que son lo mejor de lo mejor de vivir en su presencia: La primera, que Dios te cambia el corazón por uno nuevo cuando vas a él y le entregas tu pecado, tus errores o tus cargas, no sólo te lo limpia, sino que te crea uno nuevo, y la segunda, que te hace vivir en el gozo de saber que Cristo te es suficiente y te gozas por despertar, por salir a la escuela, universidad o trabajo, por tener una familia, etc.
Y todo esto te permite levantarte de la culpa, la auto compasión o el miedo para que puedas cumplir los grandiosos planes generacionales que Dios tiene contigo y tus generaciones.

Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
La semana pasada conocimos cinco de las maravillas que implica vivir en la presencia de Dios.
Entendimos que en su presencia seremos muy bendecidos, viviremos confiados y en paz, sabremos que Él pelea nuestras más duras y cruentas batallas, además que las gana y, por último, descubrimos la maravilla de que todo le pertenece a Él, nuestra vida es suya, nuestro cuerpo es suyo, nuestros talentos son suyos, nuestros planes son de él, nuestra familia él nos la Dios, las riquezas que tengamos, muchas o pocas, él nos ha dado la oportunidad de tenerlas, todo es de Él. haciéndonos entender que somos una gran pieza en el tablero de Dios. Que no somos el actor principal de nuestra vida, es Cristo, pero sí una gran pieza en su rompecabezas y eso nos quita todo afán o estés de "tener" que dar tal o cual resultado. Nos esforzaremos aún más que si fuera nuestra vida, pero sin afán.
Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
La semana pasada hablamos del corazón que debemos tener si queremos vivir en la presencia de Dios. Dijimos que, como David, debemos tener un corazón que por sobre todas las cosas anhele tener una relación personal e íntima con el Espíritu de Dios, esto lo dedujimos, porque cuando el rey David fue descubierto de su pecado de adulterio y asesinato, lo único que pidió al profeta es que Dios no le quitara su Santo Espíritu, y esto le ganó el título de “Un hombre conforme al corazón de Dios”.
Esta es el propósito de la vida, convertirnos en un hombre o una mujer conforme al corazón de Dios, el propósito de la vida no es hacerte millonario, o tener maestrías y doctorados, ni siquiera es tener una gran familia con muchos hijos y sin suegra, ja. No, el propósito es crecer hasta que se forme en nosotros cada vez más la imagen de Cristo, como lo dice el Libro de los Efesios: “Hasta que todos lleguemos a la estatura de la plenitud de Cristo”, y sigue diciendo:

Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
La semana pasada dimos un recorrido por el andar del arca del pacto, para conocer cuáles fueron los errores del pueblo de Dios al tratar con su presencia y aprender de esos errores para no cometerlos.
Si de verdad queremos que Él habite permanentemente en nosotros y nosotros habitar en su presencia, debemos cuidar de ella y aprender a tratar con ella.
Aprendimos que la presencia de Dios no es para sacarle provecho, no es para vencer a nuestros enemigos, cualquiera que éstos sean.
Aprendimos que no podemos poner el interés por la presencia de Dios al mismo nivel del interés por nuestra economía, prosperidad, desarrollo profesional o empresarial, ni siquiera al mismo interés por nuestros afectos más cercanos.

Luis David Meza
I INTRODUCCIÓN:
En esta iglesia amamos la presencia de Dios, y algo que me interesa muchos es saber si estamos tratando correctamente la presencia de Dios ¿Cómo cuidar lo más sagrado que existe en el universo y más allá, que es la presencia de Dios? De aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Aprendiendo a tratar con Su Presencia.
Para saber cómo tratar con la presencia de Dios podemos echar un vistazo al Antiguo Testamento para mirar, de una forma rápida, como trató el pueblo de Israel al Arca del pacto, que simbolizaba la presencia de Dios en medio de su pueblo.
Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
Quiero completar la trilogía de mensajes uniendo los dos mensajes anteriores con el de hoy, donde Dios nos ha hablado de usar nuestra fe y de que usarla implica riesgos. Cuando la Biblia dice que:
(NVI) 2ª Corintios 5:77 Vivimos por fe, no por vista.”
Nos está diciendo que la vida normal que debemos vivir es una vida de fe que, por ende, incluye riesgos. Vivir por vista es vivir moviéndonos hasta que veamos que se puede caminar, eso no tiene riesgos, pero vivir por fe es vivir creyéndole a Dios y moviéndonos hacia donde Él nos dice, aunque eso implique, necesariamente, algún tipo de riesgos.
Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
La semana pasada aprendimos que el mejor fruto que podemos comer son los frutos que provee el Espíritu Santo, entre ellos está la fe.
Dios nos sirvió un platón lleno de fe para entender, cuando menos, cinco cosas o cinco conceptos:
1) Que no se trata de pedir más fe, sino de usar la fe que ya te dio,
2) que a todos nos ha dado la misma medida de fe, pero no todos la usamos como la usa el grano de mostaza.
3) Que para usar la fe debemos hablarles a las cosas que nos estorban y ordenarle que se desarraiguen de nuestras vidas,
4) que no podemos ir por la vida pidiendo lo que nuestras emociones o nuestras ganas quieran, sino que debemos tener una relación tal con el Espíritu Santo que nos permita saber lo que ya Dios nos ha concedido y entonces estar listos para pedirlo y Dios lo hará.
5) Que para darle victorias a su pueblo, Dios siempre les ha pedido hacer “locuras” que manifiesten una plena confianza en Él


¿Recuerda? A Moisés le pidió que le hablara a la peña para que saliera agua, a Josué le pidió que rodeará los muros y les gritaran para que se cayeran, a Gedeón lo mandó con trescientos soldados a pelear contra un ejército de ciento treinta y cinco mil soldados madianitas, sin armas, con unas antorchas, teteras y trompetas, a Abraham le pidió que saliera de su tierra de comodidad y de su parentela, pero no le dijo a donde lo llevaría, y a David lo llamó al campo de batalla a pelear contra un guerrero experimentado de casi tres metros, cubierto con armadura, con solo una piedra y una honda.
Pareciera que Dios creo ese meme que dice: “De todas maneras te van a criticar, haz esa “locura” que yo te mando."
Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
La semana pasada hablamos de que Dios anhela en su corazón que sus hijos demos buenos frutos. Y comprendimos que para poder dar buenos frutos debemos oír y, sobre todo, entender la palabra de Dios para poderla poner por obra.
Aprendimos que la savia que nos puede hacer dar buenos frutos es un verdadero arrepentimiento, y eso comienza con el entendimiento de lo que significa arrepentirse y bautizarse, que es estar bien claros de lo que es nuestra condición y que nos merecemos el infierno, pero gracias al sacrificio de Cristo por nosotros es que podemos arrepentirnos y estar en condiciones de accesar a la vida eterna y en la tierra tener una nueva vida.
Por eso si has entendido del sacrificio de Cristo lo que sigue es bautizarte.

Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
Hemos hablado en las últimas semanas de como derrotar a 4 de nuestros peores enemigos íntimos: El temor, la confusión, la amargura y el rechazo.
Estuvimos mirando hacia adentro, pero hoy vamos a volver a mirar hacia adelante

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved